20 de mayo de 2016

El Gobierno de La Rioja colabora en la financiación de los gastos de personal en materia de intervención en adicciones de los ayuntamientos de Arnedo, Calahorra, Haro, Rincón de Soto y Alfaro, de acuerdo con los convenios que suscribirán con la Consejería de Salud.

La portavoz del Gobierno regional, Begoña Martínez Arregui, ha explicado que la prevención "es uno de los objetivos estratégicos de salud y así se ha recogido en la Alianza Riojana por la Salud, que pretende crear una red de sinergias entre la Administración y la población para promover la corresponsabilidad de la salud entre los ciudadanos, porque queremos que los ciudadanos ganen en salud".

El Ejecutivo riojano trabaja en la prevención de las drogodependencias y la reducción de riesgos por consumo de sustancias potencialmente adictivas y otros hábitos nocivos para la salud. La prevención es una de las líneas estratégicas de la Alianza Riojana por la Salud que quiere crear una red de sinergias entre la administración y entidades de todos los sectores sociales para promover entre los ciudadanos que se corresponsabilicen de su salud y sean conscientes de la importancia de cuidarse.

En esta misma línea, y de acuerdo con lo dispuesto en el Plan de Salud de La Rioja y en el Plan Riojano de Drogodependencias y otras Adicciones, el objetivo de esta colaboración con los cinco ayuntamientos citados es desarrollar programas y actuaciones que aumenten entre la población la percepción del riesgo que supone el consumo de alcohol y otras drogas y, además, fomentar la participación en estos programas de diferentes colectivos de estos municipios.

El Gobierno de La Rioja destinará un total de 75.786 euros a estos acuerdos que se enmarcan dentro de la política de colaboración que la Consejería de Salud mantiene tanto con administraciones municipales como con otras entidades que trabajan en la prevención de drogodependencias, reducción de riesgos por el consumo de sustancias potencialmente adictivas (alcohol, drogas y tabaco) y otros hábitos nocivos para la salud. En concreto, el Ayuntamiento de Haro recibirá una aportación anual de 19.633 euros; el de Calahorra, 18.543 euros; Arnedo, 18.113 euros; Alfaro, 16.864 euros, y Rincón de Soto percibirá 2.633 euros.

Estas partidas estarán destinadas a la contratación, por parte de los ayuntamientos, de técnicos en intervención en adicciones que se encargarán de la ejecución y desarrollo de los correspondientes planes municipales de drogodependencias, así como del diseño, planificación, ejecución y evaluación de las actuaciones que lleven a cabo en esta materia.