28 de septiembre de 2016

Castillo de NaldaLa consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca; el alcalde de Nalda, Daniel Osés; y Teresa Angulo, arqueóloga de ArqueoRioja, han presentado hoy una nueva fase de actuación en el Castillo de Nalda ‘Señorío de Cameros’, que contribuirá a delimitar por completo el perfil de la fortaleza.

El Gobierno de La Rioja ha adjudicado los trabajos de excavación arqueológica en el sector norte del castillo a la empresa riojana ArqueoRioja por un importe de 70.900 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Las labores, que darán comienzo el próximo lunes 3 de octubre, se van a centrar en un espacio comprendido entre los torreones noreste y noroeste. Se trata de una superficie de 45 metros de largo por 15 de ancho sobre la que se llevarán a cabo cuatro sondeos arqueológicos.

El material recuperado en la excavación será sometido a trabajos de laboratorio para proceder a su estudio y análisis. Se llevarán a cabo labores de limpieza, reconstrucción, restauración, registro gráfico y fotográfico, entre otras, y los materiales serán finalmente depositados en el Museo de La Rioja, acompañados de su inventario correspondiente.

Los trabajos desarrollados a lo largo de las cuatro campañas arqueológicas que se han realizado hasta la fecha han permitido sacar a la luz una importante parte de la fortaleza, de la que apenas podía intuirse resto alguno, ya que había quedado oculta por sus propios escombros desde el siglo XIX. Las citadas actuaciones han permitido confirmar que la fortaleza estaba ya en pie antes del siglo XII, momento en el que se erigió un muro perimetral con arranque en alambor, del que se han localizado cuatro tramos, y que contaría al menos con una torre de planta cuadrangular, situada en el ángulo noroeste. Asimismo, las intervenciones arqueológicas han cosechado interesantes hallazgos de materiales de diferentes épocas, tales como finas cerámicas, azulejos decorativos de gran calidad, etc.

El Gobierno de La Rioja considera que los resultados de la investigación desarrollada hasta ahora abocan a continuar las excavaciones para delimitar completamente el perfil del castillo, ahondar en el conocimiento de sus fases constructivas y recuperar el material arqueológico que subyace entre sus estructuras. Por ello se ha estimado necesario acometer la excavación arqueológica que ahora va a dar comienzo.

Nuevo folleto y jornada de difusión

Además, en la comparecencia informativa se ha presentado el nuevo folleto turístico sobre la fortaleza, que recopila los nuevos descubrimientos, y se ha anunciado la celebración de la quinta jornada de difusión turística del Castillo, que tendrá lugar este próximo sábado, 1 de octubre. La salida para participar en la visita, que es gratuita, tendrá lugar a las 12 horas, desde el Arco de la Villa.

El Ayuntamiento de Nalda lleva a cabo un completo programa de acciones para promocionar su patrimonio cultural, dado el importante impacto social, cultural y turístico que tiene para el municipio. En 2015, más de 5.000 personas acudieron a las visitas guiadas y se espera que esta cifra aumente a lo largo de este año.

Cabe recordar que Nalda fue cabeza y sede principal del Señorío de Cameros, un territorio que abarcaba más de 44 municipios desde Yangüas en Soria hasta Calahorra. El Castillo de Nalda era el centro de poder administrativo y político de la época con los Ramírez de Arellano a la cabeza.

Gracias a las excavaciones arqueológicas realizadas se han encontrado las primeras referencias, entre las cuales se encuentran las crónicas del Rey Fernando IV en 1299. Se revela además, que este Castillo llegó a ser la sede principal del Señorío de los Cameros, entre los siglos XIV y XIX, pero terminó desapareciendo a partir de dicha fecha, al ser cubierto por la maleza con el paso de los años. De hecho, la zona de las ruinas permaneció abandonada hasta finales de 2012.

Desde ese año, el Gobierno de la Rioja y el Ayuntamiento de Nalda vienen desarrollando campañas arqueológicas que han logrado ejecutar una importante función dentro de la exploración del Castillo. El esfuerzo conjunto de ambas administraciones y el apoyo y la ilusión de los vecinos posibilitan que se esté llevando a cabo el proyecto de excavación, estudio y rehabilitación de la antigua fortaleza. Los trabajos arqueológicos hacen que el enclave esté en continua transformación y que cada visita resulte diferente y novedosa.