18 de agosto de 2017

El Gobierno de La Rioja ha aprobado destinar 1.835.426,64 euros a tres contratos para la adquisición de diversos suministros sanitarios para el Servicio Riojano de Salud. En primer lugar, se destinarán 1.357.469,10 euros a la compra de apósitos y otros productos necesarios en la cura de heridas en ambiente húmero. El periodo de ejecución previsto será de 24 meses que se estima comiencen el 1 de enero de 2018 y se extienda hasta el 31 de diciembre de 2019.

La atención de enfermería ante las heridas exige a los profesionales sanitarios seleccionar y aplicar con criterio científico técnicas de preparación de la herida como la retirada del tejido no viable, la inflamación e infección local, lo que obliga a manejar un amplio catálogo de materiales para su tratamiento local.

En concreto, los apósitos para la cura en ambiente húmedo aportan muchos beneficiosos sobre la cicatrización de las heridas frente a las que se dejan expuestas al aire. La cura en ambiente húmedo permite; reducir la incidencia de nuevos casos; aumentar la cantidad de resolución de heridas crónicas; disminuir los tiempos de enfermería; mejorar la calidad de vida de los pacientes; aumentar la seguridad del profesional en la aplicación de cuidados y mejorar la relación coste/eficacia en la aplicación de los cuidados en la cura.

Por otro lado, se ha aprobado la adquisición del suministro de tiras reactivas para determinar la glucosa en sangre por un periodo de 36 meses y con un presupuesto de 216.750 euros. La determinación de glucosa en sangre (glucemia) es una prueba necesaria para el diagnóstico de numerosas enfermedades metabólicas, fundamentalmente, la diabetes s y también es imprescindible para, una vez diagnosticada, controlar la dosis de insulina que se debe administrar para tratarla. Los profesionales de los centros de salud entregan a los pacientes el material necesario para que éstos lleven a cabo la medición de su glucosa en sangre.

Por último, se ha aprobado la contratación de suministro de reactivos de gasometrías para el Hospital San Pedro por 261.207,54 euros y un periodo de 26 meses, desde el 1 de noviembre de 2017 al 31 de diciembre de 2019. Este contrato comprende los mencionados reactivos y la cesión de los equipos precisos para realizar esta prueba y la interconexión de los mismos. El principal destinatario del contrato es el laboratorio del hospital, pero también el servicio de anestesia y la sección de partos.