19 de enero de 2017

FormaciónEl consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha presentado esta mañana junto con la directora general de Función Pública, Begoña Lema, el Plan de Formación 2017 para empleados públicos, que prevé la celebración de un total de 392 cursos (de los que el 33%, son nuevos), con 7.586 plazas disponibles y 12.005 horas lectivas.

Este plan de formación, que mañana aparece publicado en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR), es parte del plan de formación continua del que participan las organizaciones sindicales con las que se ha logrado un consenso unánime.

Como ha señalado el consejero, "cada año diseñamos el Plan de Formación con el objetivo de potenciar la cualificación y la profesionalidad del personal de la Administración, de modo que estén preparados para afrontar los retos de Comunidad que el Ejecutivo se ha marcado y dar respuesta a la demanda de una sociedad en constante transformación".

Por este motivo, el presupuesto del Plan crece un 33% con respecto a 2016 hasta los 320.856 euros, "siendo el presupuesto más alto desde 2012, lo que pone de manifiesto el compromiso del Gobierno de La Rioja con proporcionar a los empleados públicos una formación de calidad y vinculada a las necesidades de los ciudadanos y de la propia Administración.

Para Alfonso Domínguez, la política de formación plasmada en el Plan se orienta a la consecución de tres objetivos fundamentales. En primer lugar, facilitar el desarrollo de las competencias generales y específicas de los empleados públicos para dar respuesta a las necesidades reales de la Administración, en línea con las demandas de la propia sociedad.

El segundo objetivo del Plan es impulsar la modernización del funcionamiento de la Administración, en especial en aquellos aspectos que permitan una relación más fácil con empresas y ciudadanos; simplificación administrativa, reducción de cargas, así como transparencia y reutilización de la información pública.

Por último, ha añadido, "también se persigue que la formación se convierta en un instrumento para el desarrollo personal y profesional de nuestros funcionarios, mejorando su grado de motivación e incrementando los niveles de eficacia profesional, de ahí que éste aspecto lo hayamos incluido en la evaluación del modelo de carrera profesional que el Gobierno de La Rioja quiere aplicar".

12 áreas formativas

Los cursos incluidos en el Plan se distribuyen en 12 áreas: Dirección y Gerencia Pública, Tecnologías de la Información, Jurídico Procedimental, Información y Atención al Público, Calidad en los Servicios y Recursos Humanos, Idiomas, Formación Específica, Entidades locales, Servicios Sociales, Prevención de Riesgos Laborales , Docentes y Jornadas.

Así, a lo largo de este ejercicio, el Plan vuelve a incidir en la formación en las tecnologías de la información y la comunicación, que comprende 75 acciones formativas, y que como ha trasladado Domínguez "resulta clave para impulsar la e-administración, ser capaces de ejecutar las medidas de la Agenda Digital Riojana y por tanto avanzar en el reto de la Digitalización.

Además, ha subrayado la importancia de las áreas Jurídico Procedimental, "para que nuestro personal esté al día de los cambios legislativos que se han ido produciendo en el marco de las Administraciones Públicas"; así como la Formación Específica y los Idiomas. "Una apuesta que se refleja también en el presupuesto, ya que más de la mitad, el 58%, va destinado a estas cuatro áreas".

Como novedad, se han incluido dos nuevas áreas: una dirigida a Entidades locales, que unifica todos los cursos dirigidos al personal de los Ayuntamientos; y otra destinada a Servicios Sociales, que da respuesta a una proposición no de Ley aprobada por unanimidad en el Parlamento de La Rioja para ampliar y mejorar la oferta formativa de la Escuela Riojana de Administración Pública (ERAP) a estos profesionales.

Cabe destacar que 204 de las 392 acciones previstas son online, "lo que contribuye a conciliar la vida laboral y familiar de los trabajadores". Además, de éstas, la mayor parte se han diseñado en la modalidad de aula abierta que permiten al alumno seleccionar la fecha de inicio del curso y desarrollarlo durante todo el año.

Asimismo, el consejero ha recordado que, a través de los acuerdos de colaboración que la Consejería de Administración Pública y Hacienda mantiene con diversas entidades y organizaciones, la oferta formativa está abierta no solo a todas aquellas personas que prestan sus servicios en el Gobierno de La Rioja sino también al personal de la Federación Riojana de Municipios, Ayuntamiento de Logroño, del Consejo General del Poder Judicial, Universidad de La Rioja y Parlamento regional, entre otros.

De esta forma, ha explicado, se consolida una línea de colaboración interadministrativa y de integración de esfuerzos formativos que ha contribuido notablemente a la eliminación de duplicidades en esta materia.

Alto nivel de satisfacción de los usuarios

El año pasado un total de 4.998 personas participaron en las actividades formativas organizadas por la Escuela Riojana de Administración Pública y se recibieron un total de 7.065 solicitudes.

Por otro lado, el número de diplomados fue de 4.429, lo que supone que el 88,61% de los solicitantes alcanzaron su objetivo.

Cabe destacar, por último, el alto nivel de satisfacción de los alumnos, ya que la valoración que han realizado de los cursos presenciales ha sido de un 8,39; mientras que la de los cursos on line se eleva al 8,27. La media global de las dos formas de impartición ha sido de 8,33.