28 de octubre de 2016

El Consejo de Gobierno ha aprobado, en su reunión de hoy, remitir al Tribunal de Cuentas todos los expedientes de contratos públicos de servicios y suministro de mobiliario del Palacio de Justicia para que se incluyan en su programa de fiscalización tal y como se comprometió ayer el consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, en el Parlamento de La Rioja.

El Tribunal de Cuentas es el órgano supremo fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado y del sector público y, de acuerdo al Estatuto de Autonomía de La Rioja, es el órgano que ejerce el control económico y presupuestario de La Rioja.

Entre las funciones del Tribunal de Cuentas figura la fiscalización externa, permanente y consultiva de la actividad económico-financiera del sector público y, por tanto, de las comunidades autónomas.

El objetivo del Gobierno de La Rioja ha sido siempre que el Palacio de Justicia entrara en funcionamiento lo antes posible, y con ese fin se ha trabajado durante todos estos meses. La puesta en funcionamiento de esta importante infraestructura de nuestra comunidad conlleva la tramitación de una treintena de procesos contractuales ya en curso o finalizados.

Con la remisión de estos contratos al Tribunal de Cuentas, el Gobierno de La Rioja vuelve a demostrar que la transparencia es el eje fundamental sobre el que se asienta su actuación.