12 de febrero de 2016

La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, ha expresado "el respeto absoluto" del Ejecutivo regional al proceso de negociación y ha explicado que "esta movilización nos obliga a garantizar la conciliación del derecho a la huelga con el resto de derechos y con el funcionamiento de la administración educativa".

Con la aprobación de estos servicios, acordados con la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, el Ejecutivo riojano busca garantizar que el ejercicio del derecho a la huelga no perjudique o vulnere derechos fundamentales, libertades públicas y bienes constitucionales, así como el funcionamiento mínimo imprescindible de la Administración docente riojana.

Los servicios mínimos acordados garantizarán el derecho a la formación de los alumnos, sobre todo en aquellos centros en los que el personal docente interino tiene mayor importancia desde el punto de vista numérico. Además, se garantizarán así las funciones de dirección de todos los centros, las necesidades de atención a los alumnos internos de centros de educación especial durante las horas que no sean cuidados por otro personal, así como las condiciones necesarias para que los alumnos de los centros de enseñanzas integradas y de las escuelas hogar permanezcan en el internado.

En concreto, en los centros de Educación Infantil y Primaria habrá un maestro por cada edificio escolar adicional al principal, donde sólo impartan docencia funcionarios interinos, y en los colegios rurales agrupados, un maestro por cada edificio donde sólo impartan docencia funcionarios interinos.

En los Institutos de Enseñanza Secundaria, Conservatorios, Escuelas Oficiales de Idiomas, Centros de Adultos y la Escuela Superior de Diseño habrá un profesor por cada edificio independiente donde sólo impartan docencia funcionarios interinos.

Por último, en los Centros de Educación Infantil y Primaria e Institutos de Educación Secundaria con alumnos con necesidades educativas especiales y que requieran presencia continuada, además de lo especificado anteriormente, contarán con un maestro de Pedagogía Terapéutica, en el caso de que todos los profesionales de dicha especialidad en el centro sean funcionarios interinos.

Tras explicar las medidas adoptadas, Martínez Arregui ha concluido que "el acuerdo garantiza el derecho a la formación de los alumnos, las funciones de dirección de todos los centros y las necesidades de los alumnos internos en centros de educación especial".