27 de mayo de 2016

Recepcion Mir San PedroLa gerente del Seris, Ana Esther Ruiz, ha dado la bienvenida hoy a los 40 residentes que inician su período de formación en los centros sanitarios del Servicio Riojano de Salud. En este acto, celebrado en el salón de actos del Hospital San Pedro, también han intervenido el director del Área de Salud, Juan Ramón Rábade, y los coordinadores de las unidades docentes.

Del total de residentes que hoy se incorporan, 10 corresponden a Medicina Familiar y Comunitaria; 25 son residentes de especialidades hospitalarias y Farmacia; 1, de Medicina del Trabajo y 4, Enfermeras Internas Residentes (EIR).

Durante este curso 2016-2017, realizarán su período de formación en los hospitales y centros del Servicio Riojano de Salud un total de 157 residentes: 43 de Medicina Familiar y Comunitaria, 103 de especialidades hospitalarias, 8 enfermeras obstétrico-ginecológicas (matronas) y 3 de Medicina del Trabajo. Los residentes rotarán por los diferentes servicios hospitalarios y también se prevé que lo hagan por los centros de salud para favorecer la interrelación entre la asistencia de Primaria y Especializada.

Los programas formativos correspondientes a las 22 especialidades hospitalarias tienen una duración de 4 o 5 años, dependiendo de la especialidad. Cada unidad docente del hospital dispone de su propia guía formativa, en la que se incluyen los planes formativos de los residentes, que se renuevan con carácter anual y son aprobados por la Comisión de Docencia.

El plan de formación de la especialidad de Medicina Familiar recoge el cronograma formativo por año de residencia, incluyendo la distribución de guardias, formación teórico-práctica y otras actividades complementarias.

El programa formativo de la especialidad de Medicina del Trabajo está organizado en tres etapas. En la primera se imparte el Curso Superior de Medicina del Trabajo; en la segunda, los residentes realizan rotaciones y la tercera es una etapa de formación práctica en servicios de prevención de riesgos laborales.

El período de formación de las enfermeras obstétrico-ginecológicas (matronas) es de 2 años y consta de formación en competencias propias, con 600 horas anuales en materias teóricas, como enfermería maternal y del recién nacido, y educación para la salud, administración de los servicios obstétricos-ginecológicos e investigación.

Los residentes cuentan con una formación teórico-práctica que favorece la adquisición de competencias de la especialidad y que complementa y consolida el autoaprendizaje dirigido y el aprendizaje de campo.