8 de marzo de 2017

Instalaciones GAIMOLa empresa arnedana Calzados Gaimo ofrecerá al visitante una experiencia industrial exclusiva durante la celebración de La Rioja Tierra Abierta, cuya séptima edición transcurrirá en Arnedo a partir del 31 de marzo y hasta el 29 de octubre de 2017.

Durante los siete meses de duración de la muestra, la fábrica abrirá sus instalaciones al público y recibirá una visita mensual en la tarde del viernes, en horario de 16 a 17:30 horas. El objetivo de esta iniciativa es difundir la cultura riojana de fabricación del calzado y compartir una parte importante de la idiosincrasia arnedana. Todo ello servirá para enriquecer el atractivo turístico de la ciudad y su entorno.

Las reservas podrán realizarse a través de la Oficina de Turismo de La Rioja en el teléfono 941291260 y en la dirección de correo electrónico lrtaturismo@larioja.org. La empresa admitirá grupos con un máximo de quince personas y también ofrecerá atención turística personalizada a grupos con al menos seis individuos.

La muestra contará con tres sedes con el objetivo de dar a conocer la parte patrimonial e histórica de la ciudad, pero también su parte más comercial e industrial, de la mano del Centro Tecnológico del Calzado: marco de referencia de la innovación y el desarrollo del sector, así como de empresas del sector del calzado, que podrán ser visitadas para conocer de primera mano su proceso de elaboración y producción.

La historia de Calzados Gaimo

José Luis Iturriaga fundó Gaimo en 1978 y hoy en día sigue siendo el gran impulsor de la empresa junto a sus cuatro hijas, Esmeralda, Alicia, Fátima y Lara, que forman parte de la segunda generación, y son un reflejo nítido del equilibrio que se ha ido consiguiendo entre la tradición, la artesanía, el diseño y la vanguardia. Esta combinación proporciona resultados sorprendentes en colecciones caracterizadas por una estética natural, atemporal y femenina.

Los zapatos de Gaimo están fabricados completamente en España y destacan por su marcada personalidad. En el proceso, se emplean tejidos y pieles naturales de máxima calidad. Asimismo, se desarrollan diferentes formas y colores en las cuñas, poniendo especial cuidado en la mezcla de materiales con detalles, bordados y adornos delicados. El resultado es un producto con identidad propia, muy apreciado en los mercados internacionales.

Aproximadamente un 85 % de sus ventas se localizan en el extranjero y son más de 50 los países en los que comercializa habitualmente sus productos, entre ellos Arabia Saudí, China, Dubai, Filipinas, Indonesia, Australia, Alemania, Chipre, Dinamarca, Portugal, Rusia, Brasil, Canadá, EEUU o Sudáfrica, entre otros.