9 de diciembre de 2016

La Consejería de Fomento y Política Territorial ha renovado el compromiso con el transporte interurbano de viajeros por carretera, ya que contribuye a garantizar la movilidad de los ciudadanos y favorece la cohesión social y territorial, además de la conservación del medio ambiente. El objetivo es compensar el déficit de explotación acumulado por estas líneas en el año 2015. El Gobierno de La Rioja considera necesaria esta asignación económica para garantizar este servicio público tan necesario en las zonas rurales, sin incrementar el precio de los billetes.

"El transporte público de viajeros representa el principal instrumento con el que aseguramos la movilidad interior de los riojanos. Con él conectamos La Rioja y conectamos a los riojanos", ha afirmado la portavoz.

En concreto, ha destinado 1.139.616 euros para facilitar los desplazamientos colectivos en las 14 líneas de transporte interurbano del Gobierno de La Rioja, así como las dos concesiones de ámbito estatal (Soria-Calahorra y Burgos-Logroño), que incluyen el paso por localidades de la región. En total, estas líneas de autobuses comunican más de 150 municipios riojanos en sus recorridos.

El transporte público de viajeros en La Rioja consta del metropolitano y las líneas rurales, además del interurbano, y conforman un sistema moderno, accesible, funcional y seguro. Su mantenimiento anual asciende a cerca de 3 millones de euros y en 2015 más de 1,2 millones de viajeros escogieron para sus desplazamientos estos autobuses. En concreto, más de 600.000 se decantaron por algunas de las 14 líneas del interurbano:


• Logroño-Laguna de Cameros.

• Logroño-Robres del Castillo.

• Logroño-La Villa de Ocón.

• Nájera-Haro.

• San Millán de Yécora-Haro.

• Logroño-Rincón de Soto.

• Logroño-Estollo.

• Logroño-Nájera.

• Logroño-Canales de la Sierra.

• Haro-Belorado.

• Cornago-Alfaro.