3 de febrero de 2017

La Consejería de Fomento y Política Territorial ha recibido hoy la autorización del Consejo de Gobierno para destinar 470.625 euros a la contratación este año de dos servicios necesarios para mantener en buen estado las carreteras regionales y contribuir al aumento de la seguridad vial. Se trata de la conservación ordinaria y el suministro de material granular y áridos.

El Gobierno de La Rioja considera de especial importancia el mantenimiento de las carreteras regionales, ya que vertebran la comunidad autónoma y favorecen la comunicación entre los 174 municipios de la región. Además, facilitan la conexión con las infraestructuras de competencia estatal, caso de la autopista AP-68, la autovía A-12 y las carreteras nacionales N-111, N-232 y N-124.

El contrato de trabajos complementarios de conservación ordinaria se incluye dentro del plan del Gobierno de La Rioja para incrementar la seguridad vial y garantizar unas condiciones adecuadas para el tráfico rodado y refuerza las tareas que lleva a cabo el personal propio de la brigada de Carreteras, adscrito a la Consejería de Fomento y Política Territorial.

La red autonómica de carreteras se extiende a lo largo de 1.500 kilómetros. La especial orografía de La Rioja hace que el 40% de las carreteras regionales se encuentren por encima de los 600 metros, lo que obliga a prestar especial atención a las incidencias que puedan causar las precipitaciones, en especial, la nieve y el hielo, durante la temporada de frío.

Por otra parte, se dedicarán 155.625 euros a la contratación del suministro de material granular y áridos que se emplea en diferentes tareas de mantenimiento y conservación, caso de bacheos, tratamientos superficiales… Este contrato forma parte de los materiales que emplea el Servicio de Carreteras en su actividad diaria, junto con las señales de tráfico, las marcas viales o la limpieza y el desbroce de arcenes y cunetas, entre otros.