28 de marzo de 2017

renta ciudadanía Rioja BajaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar, acompañado de la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz, ha participado esta mañana, en el Centro de Coordinación de Servicios Sociales Comunitarios de Rioja Baja en Calahorra, en una reunión con trabajadoras sociales de esta demarcación territorial para explicarles la Ley de Renta de Ciudadanía.

Esta demarcación comprende las zonas de Alfaro, Calahorra, Arnedo y Cervera del Río Alhama, es decir, 28 municipios y una población total de más de 74.000 habitantes. En la reunión, Escobar ha asegurado que se trata de "uno de los proyectos centrales de esta legislatura, una Ley que garantiza las necesidades básicas de sus beneficiarios y que al mismo tiempo se convierte en un puente hacia el empleo".

Escobar ha explicado que la renta integra y sustituye las actuales ayudas de inserción (IMI, AIS y complemento de lucha contra la pobreza infantil), incrementando su cuantía básica (del 70 y 75% del IPREM en la actualidad al 80% con la renta de ciudadanía, sumando además complementos por familiares a cargo).

Además, ha incidido en que esta ley "nos va a permitir poner los medios para que ningún riojano se quede atrás y es, especialmente sensible, con los colectivos más vulnerables, como los refugiados, los emigrantes retornados, las mujeres víctimas de violencia de género, las personas que proceden de instituciones de protección de menores o mujeres embarazadas en riesgo social".

Uno de los principales avances es que la renta no debe desincentivar la formación ni la búsqueda de empleo y por eso el perceptor tendrá un seguimiento individualizado por parte de los servicios de Empleo y la renta será compatible con el trabajo a tiempo parcial. "La mejor política social es garantizar el acceso al mercado de trabajo y por ello, hemos desarrollado un sistema en el que el acceso al empleo sea el principal medio de inclusión social y desarrollo del proyecto vital de cada riojano", ha añadido.

Entre las principales novedades destaca que se eliminan los periodos de espera para acceder a ella y, además, la ayuda se mantiene de forma ininterrumpida en el tiempo mientras persistan los requisitos y condiciones exigidas. Será compatible con otras prestaciones públicas (orfandad, viudedad, subsidio de desempleo siempre que sea menor que la renta) y se permite el mantenimiento temporal de la prestación en caso de internamiento en un centro penitenciario y otras circunstancias.