9 de noviembre de 2016

contratación desempleados ayudasEl Gobierno de La Rioja ha facilitado que ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro de la comunidad contraten 309 desempleados riojanos que desarrollarán a lo largo de los próximos meses distintos trabajos de interés general.

Así lo ha explicado hoy el consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, quien ha destacado que el Ejecutivo riojano ha destinado a esta política activa de empleo más de 2 millones de euros a través de la convocatoria de ayudas. Según ha subrayado, "con esta actuación se mejora la empleabilidad y las oportunidades laborales de dos colectivos prioritarios, los menores de 30 años y los parados de larga duración, ya que se les proporciona experiencia laboral y se mejora su adaptación a las exigencias del mercado de trabajo.

De hecho, la mejora de la empleabilidad y la adaptabilidad de los trabajadores riojanos y, especialmente, de los trabajadores desempleados constituye uno de los ejes, el primero, del Plan de Formación Profesional y Empleo de La Rioja 2016-2019.

Galiana también ha subrayado que la convocatoria de este año "supone una mejora significativa respecto a años anteriores, ya que se ha incrementado el número de desempleados contratados gracias a estas ayudas en 42", al tiempo que se ha destinado a ella en torno a 500.000 euros más".

En este caso, la iniciativa beneficia a 84 menores de 30 años y 225 mayores de 30 años. El 89% de los fondos concedidos (1.797.386,37 euros) es para entidades locales, mientras que el 11% restante es para entidades sin ánimo de lucro (225.769,24 euros). La aportación del Gobierno de La Rioja permite una financiación parcial de los costes laborales en función de la categoría profesional del trabajador.

En total, 277 personas trabajarán para las entidades locales y 32 para entidades sin ánimo de lucro. Lo harán principalmente llevando a cabo tareas para el desarrollo turístico de los municipios, a través de la valorización de restos históricos y arqueológicos, y la promoción turística de los municipios; prestarán servicios comunitarios para niños y la tercera edad; trabajarán en la puesta en marcha de servicios que posibiliten la conciliación de la vida laboral y familiar; y realizarán actuaciones de optimización del uso energético, de reciclaje y tratamiento de residuos y optimización de las redes de agua.

La duración máxima de financiación de los proyectos es de 6 meses, que en el caso de los menores de 30 años puede llegar a los 9 meses.