31 de julio de 2017

Firma convenio Cruz Roja4Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, y el presidente de Cruz Roja La Rioja, Fernando Reinares, han suscrito esta mañana el convenio de colaboración entre ambas entidades para desarrollar el programa de acompañamiento a jóvenes en dificultad y piso de emancipación de jóvenes.

Este programa persigue el acompañamiento socioeducativo para la inserción de jóvenes de entre 16 y 23 años que pasan de encontrarse bajo una total protección de la Administración Pública a carecer de una red de apoyo social y/o familiar. Asimismo, atiende a jóvenes que se encuentran en grave dificultad familiar y/o social.

Por otro lado, los dos pisos de emancipación, con 11 plazas en total, buscan ofrecer un espacio de alojamiento y convivencia para los jóvenes que han vivido en recursos de protección públicos al superar la mayoría de edad, o para aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión. También podrán acceder a este alojamiento, jóvenes con una notable problemática familiar o personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

"Los jóvenes encuentran en este programa el apoyo social y emocional que lamentablemente no tienen en su entorno familiar y que tanto necesitan para iniciar su vida adulta y afrontar con éxito su autonomía", ha explicado Conrado Escobar. En este sentido, ha explicado que se les enseña a realizar las tareas domésticas, gestionar su propio dinero, cuidar de sí mismos, encontrar un empleo y a relacionarse socialmente.

El Gobierno de La Rioja colabora desde el año 2013 en la financiación de este recurso que además cuenta con una aportación económica de 81.200 euros del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Por su parte, la aportación del Ejecutivo riojano este año asciende a 140.00 euros, lo que supone un importante incremento respecto a 2016 en el que la aportación económica fue de 103.800 euros.

Un equipo multidisciplinar, formado por técnicos de acompañamiento, educadores sociales, una psicóloga y una trabajadora social, además del responsable del mismo, se encarga de atender a los jóvenes que participan en el programa. Lo hacen respetando la evolución personal de cada uno de ellos, haciéndoles protagonistas del proceso y diseñando de forma conjunta itinerarios laborales y formativos individuales. Todo ello, acompañado de una labor de refuerzo personal importante, para favorecer la interiorización de hábitos de vida saludables, que el joven pueda redefinir las relaciones con su entorno de origen y conecte con personas de referencias positivas y con redes sociales que le ofrezcan apoyo.