30 de septiembre de 2016

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy destinar 799.144,50 euros a la ejecución de las obras del nuevo colegio de Medrano, de forma que la Consejería de Educación licitará la construcción del edificio en las próximas semanas. La previsión es que las obras se inicien a finales de año y el centro pueda entrar en funcionamiento al inicio del curso 2017-2018.

Begoña Martínez Arregui, portavoz del Ejecutivo regional, ha explicado que "estamos promoviendo un sistema educativo que sitúa al alumno en el centro y apuesta por la mejora continua; un sistema que incorpora la innovación y la tecnología como factores clave de la calidad educativa".

Por ello, la portavoz ha matizado que "la renovación y modernización de las infraestructuras educativas es, precisamente, uno de los ejes de la política de educación". "Estamos promoviendo centros más modernos, seguros y funcionales, que aseguren las condiciones óptimas de la actividad escolar", ha asegurado Martínez Arregui.

Además, ha puntualizado que "a través de obras de nueva construcción y mantenimiento, lo que hacemos es equipar el espacio físico donde los alumnos dedican su tiempo de formación". "Al mismo tiempo –ha señalado- vamos incorporando las Tics en el espacio educativo para conseguir una red de centros inteligentes", y ha aludido al convenio firmado con Red.es para equipar de banda ancha a los colegios de La Rioja.

Martínez Arregui también ha destacado que "actuando sobre la red de infraestructuras educativas, estamos generando actividad económica en el sector de la construcción" y ha afirmado que "con la edificación del nuevo colegio de Medrano aseguramos el buen funcionamiento y la calidad del entorno educativo".

La inversión del Gobierno de La Rioja dotará a Medrano de un centro más amplio, necesario para dar respuesta al incremento de alumnos que ha vivido la localidad en los últimos años. En concreto, el colegio de Medrano, que pertenece al CRA Moncalvillo, ha pasado de tener 22 alumnos en el curso 2011-2012 a tener 31 en la actualidad (11 en el Segundo Ciclo de Educación Infantil y 20 en Educación Primaria).

El nuevo edificio se ubicará en una parcela cedida por el Ayuntamiento de Medrano en el centro de la localidad, de 566 metros cuadrados, que linda al norte con el frontón municipal, al sur con la avenida Moncalvillo y al este y oeste con propiedades particulares.

Distribución del nuevo edificio

El colegio estará formado por un volumen alargado con semisótano, planta baja y primera planta con más de 620 metros cuadrados de superficie construida. La entrada principal se situará en la Avenida Moncalvillo y en la planta baja se ubicarán el aula de Educación Infantil, un aula polivalente de Biblioteca, Informática y Medios Audiovisuales y el despacho general de recepción-conserjería y dirección, además de los aseos y un cuarto de limpieza.

Por su parte, Educación Primaria se ubicará en la primera planta, con dos aulas y una tercera para desdoble o apoyo, así como un despacho y baños infantiles. El semisótano albergará el local de instalaciones y un almacén que será accesible desde el exterior gracias a un desnivel del terreno.

Los patios de recreo se organizarán en tres niveles, escalonados con una diferencia de aproximadamente dos metros entre cada uno de ellos debido a las características naturales del terreno. En cota cero, planta baja, se ubica el espacio de juego de los alumnos de educación Infantil, vinculado y con acceso directo desde esta aula; tiene forma de ‘L’ en planta y dispone una zona cubierta en orientación Sur que se proyecta con pavimento especial.

El patio de los alumnos de Primaria se desarrolla en tres niveles: el paso desde las aulas se ubica en la cota cero o nivel de planta baja, disponiendo una zona libre de casi 50 metros cuadrados; en el propio recinto o propiedad del colegio se sitúa el patio general descubierto a una cota media de -1,93 metros; el tercer nivel corresponde al del frontón municipal cubierto, cuyo uso se regirá por un convenio de cesión entre el Ayuntamiento de Medrano y la Consejería de Educación.

Además, el proyecto contempla que el edificio pueda ampliarse en el futuro si fuese necesario por un aumento en el número de niños escolarizados.