2 de septiembre de 2016

Consejo de GobiernoEl Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy, en Consejo de Gobierno, los convenios de colaboración que suscribirá la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente con la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón (ASOCHAMP) y la Asociación para la Investigación, Desarrollo e Innovación del Sector Agroalimentario (AIDISA) para respaldar la actividad de los centros tecnológicos agroalimentarios.

En virtud de estos acuerdos, la Consejería destinará 480.000 euros al pago de los gastos corrientes y de funcionamiento derivados de las actividades de investigación, asistencia técnica, formación y promoción que los centros realizarán a lo largo de este año. El trabajo desarrollado por estos organismos contribuye a impulsar la competitividad y el crecimiento de nuestra industria agroalimentaria, así como la adaptación a los nuevos mercados de las empresas del sector riojano.

AIDISA recibirá 320.000 euros para el sostenimiento del Centro de la Industria Cárnica (CTIC) en Alesón, y el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria (CITA) en Calahorra; mientras que ASOCHAMP dispondrá de 160.000 euros para su plan de actividad en el Centro de lnvestigación del Champiñón (CTIC).

ASOCHAMP trabaja desde 1988 en la mejora y la potenciación de la producción del champiñón, la promoción de la modernización de las estructuras empresariales del sector, la prestación de servicios a los asociados y la realización de estudios y proyectos de investigación. El cultivo del champiñón es el segundo sector agrario más importante en La Rioja, por detrás de la vid, y está estrechamente vinculado a las empresas agroalimentarias de transformación de este producto, ya sea como conserva tradicional o congelado, así como aquellas que optan por su comercialización en fresco.

La Asociación para la Investigación, Desarrollo e Innovación del Sector Agroalimentario agrupa a 64 empresas pertenecientes a los sectores cárnico y conservero tiene como objetivo principal la promoción de actividades de I+D+i que permitan satisfacer la demanda del consumidor con nuevos productos y alimentos más saludables y naturales, que mejoren su calidad y conservación, al tiempo que contribuyen a la reducción de costes empresariaels y a la sostenibilidad.