17 de junio de 2016

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy destinar este año 120.000 euros para sufragar el servicio de vigilancia obligatoria en los cotos de caza de la región. Estas ayudas están dirigidas a ayuntamientos, mancomunidades, entidades privadas y familias, y entidades sin ánimo de lucro que podrán concurrir a la convocatoria de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente próximamente.

Para acceder a esta línea de ayudas será indispensable que el coto disponga de plan técnico de caza aprobado, así como estar al corriente de pago de la matrícula anual de caza y el resto de tasas obligatorias en esta materia.

El Ejecutivo riojano estima que la medida beneficiará a 183 instalaciones de estas características repartidas por la comunidad autónoma que podrán contratar los servicios de vigilancia de los cotos a través de una empresa externa o con la contratación directa del personal necesario.

El servicio de vigilancia obligatoria está contemplado en el Decreto 17/2004, de 27 de febrero, que regula el Reglamento de Caza y en él se establece la obligatoriedad de que todos los terrenos cinegéticos tengan un servicio de vigilancia, que debe estar perfectamente identificado y uniformado. En las reservas de caza, cotos sociales y montes de utilidad pública, esta actuación es asumida por la Dirección General de Medio Natural, a través de la Guardería Forestal.

En La Rioja existen 88 cotos municipales, 81 de carácter deportivo y 13 privados. Además hay dos cotos comerciales y 7 con carácter social, así como la Reserva Regional de Caza Cameros-Demanda. La superficie conjunta de estos espacios ocupa 488.625 hectáreas. En la actualidad hay registradas 10.910 licencias de caza.