25 de agosto de 2017

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy las bases reguladoras de las ayudas que cada año convoca la Consejería de Educación, Formación y Empleo para la contratación indefinida de los trabajadores de las unidades de apoyo en los centros especiales de empleo.

Con estas ayudas, a las que el Ejecutivo riojano destinará 150.000 euros, se busca mejorar le empleabilidad de las personas con discapacidad colaborando en la financiación de los costes laborales y de seguridad social que supone contratar al personal de apoyo a la actividad profesional. En concreto, está previsto que los centros reciban en torno a 1.200 euros por cada trabajar.

Se trata de profesionales que garantizan la plena incorporación del trabajador con discapacidad a su puesto, ya que les ayudan a superar barreras, obstáculos o dificultades, a mejorar la permanencia en el puesto y a progresar en el mismo, labor que desarrollan tanto en el entorno laboral del discapacitado como en el familiar.

En la actualidad, ya se encuentran inscritos en el Registro de Centros Especiales de Empleo de la Comunidad Autónoma de La Rioja 33 centros que emplean a un total de 879 trabajadores, de los cuales 798 tienen discapacidad y 81 actúan como personal de apoyo.

Estos centros se dedican a actividades económicas diversas, como fabricación de alpargatas, encuadernación, reparto de correspondencia, reciclado de papel, conserva de encurtidos, confección de textiles, limpieza y jardinería, o servicios de automoción, entre otros.