29 de junio de 2017

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y el alcalde de Aldeanueva de Ebro, Ángel Fernández, han visitado hoy el nuevo depósito de agua potable, que se encuentra en funcionamiento desde hace unos meses con el fin de garantizar el abastecimiento en este municipio de La Rioja Baja.

Esta infraestructura hidráulica, con capacidad para 1.000 m3, complementa el depósito que ya se encuentra en servicio para mejorar el suministro a los más de 2.700 habitantes y a las empresas de la localidad. La inversión ha superado la cifra de 300.000 euros y ha contado con una financiación de cerca del 60% del Gobierno de La Rioja.

Esta actuación se incluye dentro del Fondo de Cooperación Local de La Rioja en apoyo a las inversiones municipales en actuaciones de interés general con el objetivo de contribuir al aumento de la calidad de vida y el bienestar de los vecinos, además de impulsar la economía y el empleo. Este programa cuenta con un presupuesto de 16,2 millones de euros en 2017.

Detalles de la instalación

El depósito se encuentra semienterrado en el terreno, dispone de planta rectangular y cuenta con unas dimensiones exteriores de 21,70 metros de largo, 16x70 metros de ancho y 4 metros de altura. La instalación alberga dos vasos interiores, junto con una pequeña caseta de control que se encuentra anexionada al edificio principal.

Inversiones en depósitos de agua

Badarán, Grañón, Navarrete, Muro de Aguas y San Asensio, son junto a Aldeanueva de Ebro, los municipios que han estrenado o están a punto de estrenar nuevas infraestructuras hidráulicas para mejorar su suministro. A estas localidades se sumarán Castañares de Rioja, Tobía y Nieva de Cameros, que llevarán a cabo una obra de estas características próximamente. En total, la inversión prevista en la construcción de estos depósitos de agua será superior a 3 millones de euros.