7 de marzo de 2016

Plan Integral de Infancia 2011-2014 01El consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar, acompañado de la directora de Políticas Sociales, Carmen Corral, ha participado esta mañana en un encuentro de trabajo con representantes de UNICEF, Pioneros, APIR, Cruz Roja, Ymca y Universidad de La Rioja con el objetivo de presentarles el informe de evaluación del III Plan de Infancia 2011-2014. Una reunión en la que también han participado técnicos de las consejerías de Políticas Sociales, Educación y Salud.

En su intervención, Escobar ha recordado "que, a la hora de diseñar el nuevo Plan de Infancia en el que estamos trabajando, es necesario conocer tanto la evaluación de los resultados del anterior plan como los datos que nos aporten las entidades que día a día trabajan con los menores en nuestra comunidad". "De esta forma, dispondremos de la información necesaria para establecer las áreas de actuación que se deben reforzar con el objetivo de que el nuevo plan sea el instrumento básico para la planificación, ordenación y coordinación de los recursos, objetivos y actuaciones que en materia de la infancia que se desarrollen en La Rioja", ha señalado.

Asimismo, el consejero de Políticas Sociales ha incidido en que "la atención a la infancia es un compromiso firme y decidido del Gobierno de La Rioja y, en este sentido, estamos muy satisfechos de los resultados que arroja el informe de evaluación del Plan de Infancia 2011-2014". En concreto, este plan tenía 52 objetivos establecidos de los que se han cumplido 50, es decir, el 96,15% y, de las 148 medidas planificadas se han ejecutado 135, es decir, un 91,22%.

Además, hay que destacar que el presupuesto ejecutado por el conjunto de áreas de este plan asciende a 406.200.962,37 euros; un presupuesto que ha permitido llevar a cabo de forma coordinada el conjunto de actividades del Gobierno de La Rioja en relación con los menores y la infancia de la Comunidad Autónoma de La Rioja. En concreto, el presupuesto de Servicios Sociales ha ascendido a 22.606.772,61 euros; el de Deportes a 3.941.075,75 euros; Educación, 347.531.510,01 euros; Salud, 20.086.506,67 euros; y Justicia e Interior, 12.035.097,36 euros.

Esto datos muestran que "los menores han sido y siguen siendo una responsabilidad ineludible para el Gobierno riojano, que tiene en su protección uno de sus principales compromisos, algo a lo que continuará destinando un gran número de sus políticas en todos los ámbitos", según ha explicado Escobar.

Para el nuevo Plan de Infancia se han realizado propuestas encaminadas a potenciar los programas destinados a formar sobre valores positivos (Buenos Tratos o Relaciones Positivas), al tratamiento de menores con conductas inadaptadas o en riesgo de inadaptación, o a la promoción del programa de detección, notificación y registro de maltrato infantil. Asimismo, se ha sugerido el desarrollo de acciones intergeneracionales. El consejero ha explicado a los participantes en la mesa de trabajo que el "Gobierno de La Rioja está trabajando en la implantación de una Renta de Ciudadanía para apoyar a las familias y personas de nuestra comunidad más vulnerables, con el objetivo de garantizar la cobertura de sus necesidades, su inclusión social y su autonomía vital".

Informe de evaluación por áreas

En primer lugar, en lo que se refiere a Servicios Sociales, las actuaciones se han articulado en torno a cuatro ejes: promoción y defensa de los derechos de los menores; atención a la primera infancia; protección a menores (prevención y desamparo y guarda de los menores) y coordinación institucional y calidad.

En cuanto a la promoción y defensa de los derechos de los menores, se puso en marcha un Teléfono del Menor que ha contado con un importante número de usuarios y se ha llevado a cabo la difusión de derechos en educación infantil y primaria. Asimismo, hay que destacar el programa de Buenos Tratos que busca educar a los menores en valores de tolerancia, igualdad y respeto y se han desarrollado acciones de sensibilización en charlas, cursos y jornadas.

En lo que se refiere a la atención a la primera infancia se ha articulado a través de la puesta en marcha de actuaciones dirigidas a la detección de necesidades, la intervención ante las mismas y la dotación de recursos suficientes para ello, mediante la contratación de plazas o concesión de ayudas económicas. El gasto total ejecutado en esta medida supera los 7,4 millones de euros, cuantía en la que se incluyen las los complementos para paliar la pobreza infantil que se establecieron en 2014.

Las acciones de prevención han cumplido tres grandes objetivos relacionados con la mejora de la calidad de vida de la infancia; facilitar apoyo a los padres, guardadores o tutores y procurar la permanencia de los menores en su medio. Ante situaciones de desamparo y guarda se ha actuado poniendo los medios para lograr, prioritariamente, el acogimiento familiar; disponiendo recursos residenciales para aquellos casos en los que no es posible el anterior, y supervisando su calidad y poniendo en marcha dispositivos tendentes a reintegrar al menor en su núcleo familiar. La adopción constituye la otra alternativa adecuada en determinadas situaciones de los menores.

En cuanto a la coordinación institucional y calidad se abordaron dos objetivos: el primero de ellos tiene que ver con la coordinación y colaboración entre administraciones públicas y con el tercer sector para defender la calidad de vida de los menores. El segundo aborda diversas actuaciones técnicas y tecnológicas tendentes a garantizar y mejorar la calidad en la atención a los menores.

En el área de Educación se habían establecido 10 objetivos que se han cumplido en su totalidad. En concreto, los objetivos eran; prevenir las dificultades de adaptación, integración escolar y conflictividad; proporcionar a los menores una información integral y de calidad; y compensar las desigualdades de origen. También contemplaba el bienestar físico, psíquico y social de la población infantil y juvenil, los mecanismos para la conciliación familiar y laboral, garantizar la atención educativa de los menores que no asisten al colegio por motivos de enfermedad, potenciar los recursos educativos del medio rural y adecuar las instalaciones de los centros.

En el área de Salud, las actuaciones que se incluían en el plan se enmarcaban en torno a los siguientes objetivos: mantener e incrementar los programas preventivos y de promoción de la salud dirigida a niños y adolescentes; potenciar la atención sanitaria dirigida a la población infantil y adolescente; mejorar la capacitación de los profesionales de la salud en adquisición de conocimientos y habilidades para el manejo de situaciones relacionadas con la infancia y la adolescencia y promover la mejora de los sistemas de información y potenciar la Pediatría Social. Todos estos objetivo se han cumplido a través de la puesta en marcha de 39 medidas.

En concreto, se han desarrollado programas preventivos en centros escolares sobre el consumo de tabaco, alcohol y drogas, al igual que diferentes acciones para promover una alimentación saludable, la realización de ejercicio en la infancia y para la educación afectivosexual desde la infancia. Destacan también los programas dirigidos a la atención a la salud infantil como el cribado de metabolopatías en todos los recién nacidos, la detección precoz de hipoacusia neonatal, la vacunación infantil que ha alcanzado valores por encima del 97%, de atención temprana desde los servicios de Pediatría y Neurología Infantil o las revisiones del niño sano.

Respecto al área de Justicia e Interior, destacan las actuaciones llevadas a cabo para aplicar la Ley de Responsabilidad Penal del Menor, garantizando el carácter rehabilitador y educativo de la misma mediante la ejecución de distintas medidas, entre las que se encuentran la libertad vigilada, las prestaciones en beneficio de la comunidad, las tareas socio-educativas o los distintos tipos de internamiento. En esta área, es importante también el fomento y la colaboración con otras Comunidades Autónomas, así como el desarrollo de programas para menores infractores en centros de menores del Gobierno de La Rioja. Otro de los objetivos cumplidos durante estos años ha sido el desarrollo del programa de mediación con menores infractores que se ha consolidado como una herramienta reeducativa y preventiva de la delincuencia.

Los objetivos establecidos en el área de Deportes pasaban por potenciar aún más la práctica deportiva, incidiendo en las áreas rurales y en la población inmigrante y femenina; impulsar la actividad física y deportiva en los centros educativos y concienciar sobre la importancia de la actividad física como hábito de vida saludable.

Se ha desarrollado el programa Intercras (Colegios Rurales Agrupados), jornadas de Deporte Integración, y el reconocimiento del Colegio Deportivo. Además, se ha ido incrementando el número de escolares que pasaron por el Centro Médico Adarraga para realizar un reconocimiento médico, creciendo de 966 en 2011 a 1.985 en 2014.

Por último, Escobar "ha agradecido la presencia de todas las organizaciones presentes porque es necesario trabajar codo a codo de forma que el nuevo Plan en el que estamos trabajando refleje los esfuerzos presentes y proyectos futuros que se van a realizar a favor de la infancia desde cualquier institución y organismo".