22 de abril de 2016

La Dirección General de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio ha cerrado la campaña de control de ventas promocionales en rebajas de este invierno sin detectar infracciones graves en las condiciones generales de este tipo de venta. En total, la campaña abarcó 1.075 establecimientos comerciales de La Rioja, especialmente de Logroño, pero también de Alfaro, Arnedo, Calahorra, Haro, Nájera y Santo Domingo.

Del total de los comercios inspeccionados, 628, es decir, el 58%, estaban llevando a cabo algún tipo de venta promocional, especialmente, rebajas (en un 92% de los casos), seguido de descuentos (5%) y liquidaciones (1%).

El objetivo de esta campaña es verificar que los establecimientos comerciales cumplen las condiciones generales de toda venta promocional: requisitos, publicidad, artículos promocionados adquiridos por el comerciante con anterioridad al comienzo de la actividad promocional y han estado a precio ordinario como en campañas anteriores.

Los resultados obtenidos ponen de manifiesto que los comerciantes cumplen, con carácter general, con los requisitos exigidos en las ventas promocionales. Así, en la mayor parte de las inspecciones realizadas en los comercios no se constató ninguna infracción (78%), en un 21% se detectó una, y en un 1% más de una.

En cualquier caso, estas infracciones son, en general, de escasa trascendencia y están relacionadas con la falta de indicación del periodo de rebajas (91% de los casos) o la falta de exhibición de precios (5%). Además, en general, fueron inmediatamente subsanadas tras la inspección.

Finalmente, se formalizaron 22 actas para requerir en algunos establecimientos comerciales acreditación documental de la fecha de adquisición de algunos productos ofrecidos en rebajas con el objetivo de comprobar la venta promocional mencionada. Solo se ha iniciado un procedimiento sancionador por obstrucción y falta de colaboración con la acción inspectora al no atender al requerimiento de acreditar la fecha de adquisición de determinados artículos.