4 de julio de 2018

Convenio AERTICImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto"El Gobierno de La Rioja y AERTIC seguirán colaborando este ejercicio para impulsar la competitividad del sector TIC riojano, con el objetivo de favorecer el crecimiento económico y la creación de empleo en la región". Así lo ha afirmado esta mañana el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, durante la renovación del convenio con AERTIC, en la que ha participado el presidente de la entidad, José Luis Pancorbo.

Alfonso Domínguez, que ha enmarcado este acuerdo en la Agenda Digital riojana, ha señalado que mediante este convenio, que cuenta con una dotación económica de 300.000 euros, buscamos convertir al sector TIC riojano en un sector clave de la economía regional, lo que nos permitirá a su vez avanzar hacia el gran objetivo de convertir a La Rioja en una economía digital".

Para el consejero, "se han cumplido los objetivos que nos marcamos hace un año", por lo que a lo largo de este ejercicio seguiremos colaborando en la misma línea para incrementar la competitividad de la industria TIC de La Rioja, favorecer nuevas oportunidades de empleo y promover la I+D+i en el desarrollo de productos y servicios".

Como ha subrayado, la colaboración entre el Gobierno de La Rioja y AERTIC ha permitido impulsar dos proyectos innovadores en el ámbito agroalimentario, que han contado con la participación de empresas riojanas y la Universidad de La Rioja y que han supuesto una inversión de 606.191,44 euros.

Se trata del proyecto GREEN+I para mejorar los procesos en el cultivo de hortalizas para la industria hortícola, cuenta con la colaboración de la UR, TIPSA, Drónica Soltios y Casas Blancas. En concreto, este proyecto consiste en el desarrollo de una solución tecnológica innovadora para el cultivo del guisante y la judía verde, mediante el uso de drones para el control predictivo de la eficiencia del riego y de la aplicación de fertilizantes y fitosanitarios.

El otro proyecto denominado CULTIVO 4.0 tiene la colaboración de Riberebro, Food+i, Drónica Solutios, Bosonit, y la UR. En este caso, consiste en el desarrollo de un sistema digital para mejorar el proceso productivo del champiñón mediante la aplicación de big data y analytics, lo que permite anticipar lo antes posible la aparición del champiñón en las bolsas de compost y controlar así su producción en función del compost sembrado, las condiciones ambientales y estacionales.

Además, en el marco de esta colaboración entre Gobierno de La Rioja y AERTIC, se están desarrollando 12 proyectos de cooperación por valor de 2,4 millones de euros con la participación de 22 empresas.

Por otro lado, Domínguez ha explicado que "durante el pasado ejercicio AERTIC ha elaborado una serie de informes relacionados con las TIC en La Rioja dirigidos a identificar retos y proponer soluciones". En este sentido, se ha referido al estudio sobre el sector industrial riojano para detectar sus necesidades en relación con la industria 4.0. Para el consejero se trata de un trabajo interesante, que puede ser fundamental en nuestro objetivo de liderar determinados subsectores en los que La Rioja tiene mayor grado de especialización.

Además, se ha llevado a cabo un estudio de planta de infraestructura TIC en La Rioja, que recoge una visión global de los recursos TIC existentes en la región y en el que han participado 60 empresas riojanas; se ha hecho una recopilación de las tecnologías TIC más punteras con las que contamos en la región para su aplicación en los proyectos que puedan surgir al amparo de este convenio, en este caso han participado 10 empresas riojanas; y se ha ayudado a seis empresas a diseñar un plan de desarrollo de negocio.

Un convenio más ambicioso para 2018

Para 2018, "el convenio es más ambicioso", ha afirmado el consejero, ya que para este ejercicio contempla la ejecución de cuatro proyectos en el marco de las nuevas tecnologías TIC, IoT, sensórica, Big Data e Industria 4.0, que sumen en global un mínimo de 250.000 euros.

De estos cuatro, dos deberán estar enfocados a sectores económicos de la RIS3 de La Rioja; al menos uno a empresas riojanas de otros sectores; dos deberán contar con la presencia de la Universidad de La Rioja y uno con algún clúster riojano. Como novedad se realizarán tres estudios de viabilidad de la aplicación de tecnologías TIC de vanguardia en diferentes áreas de aplicación en otros sectores, de manera que se compruebe la utilidad de estas tecnologías en diferentes sectores al TIC.