26 de abril de 2016

Campaña educaciónEl director general de Acción Exterior, Giorgio Cerina, y el subidrector general de Ordenación Académica, Innovación y Atención a la Diversidad, Antonio Mendaza, han participado esta mañana en el Auditorio municipal en el acto central de la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME).

El acto ha congregado a cerca de 800 niños, jóvenes y profesores de varios centros educativos de Logroño. Bajo el lema ‘La educación nos protege. Protejamos su financiación’, la campaña comenzó ayer y se desarrolla hasta el próximo día 30 con el objetivo de "llamar la atención sobre el papel de protección que la educación ejerce para todas las personas del mundo y la necesidad de que los estados destinen los recursos necesarios para su adecuada financiación".

La Campaña Mundial por la Educación es una coalición internacional formada por ONG, sindicatos del entorno educativo, centros escolares y movimientos sociales de diverso signo que tiene por objeto reclamar el cumplimiento íntegro de los compromisos de la Cumbre de Dakar del año 2000, donde la comunidad internacional se comprometió a garantizar el acceso a una educación de calidad para todos antes del año 2015. Dado que la fecha ha llegado "y aún queda mucho por hacer", estos compromisos han vuelto a firmarse en el Foro Mundial de Incheon (Corea), con la aprobación del nuevo Marco de Acción por la Educación 2030.

La Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación está formada por Ayuda en Acción, EDUCO y Entreculturas, que asume la coordinación. Además, participan 11 organizaciones y sindicatos de la enseñanza, Fundación Alboan, CC OO Enseñanza, Plena Inclusión España, FERE Centros Católicos, UGT FETE Enseñanza, Fundación para Una Cultura de Paz, Intered, Plan Internacional, Fundación Proyecto Solidario por la Infancia, Federación de Scouts-Exploradores de España ASDE y Confederación Internacional STES.

Se calcula que a día de hoy 124 millones de niños, niñas y jóvenes en el mundo no van a la escuela, 59 millones no acceden a la educación primaria y 65 no van a la escuela secundaria.