24 de mayo de 2017

Zarratón 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha felicitado hoy a la familia Lombillo-Vozmediano por la rehabilitación realizada en el Palacio de Casafuerte, "que se convierte en uno de los recursos turísticos más atractivos de la Rioja Alta". "Un producto turístico exclusivo pero también accesible, en el marco del turismo experiencial y de sensaciones que ofrece La Rioja", ha señalado.

José Ignacio Ceniceros ha realizado estas declaraciones tras visitar en Zarratón este alojamiento turístico una vez finalizada su rehabilitación, que ha supuesto una inversión total de 302.940 euros. Esta inversión cuenta con una ayuda LEADER de 96.940 euros dentro del Programa de Desarrollo Rural, que gestiona la Consejería de Agricultura, y dentro de la estrategia de creación de infraestructuras turísticas de la Asociación para el Desarrollo de La Rioja Alta (ADRA).

Asimismo, ha subrayado que durante la rehabilitación "se han conservado los elementos originales del edificio, como la piedra, cerámica o los lienzos, y a la vez, se ha dotado de elementos de confort, como calefacción de suelo radiante".

Finalmente, el presidente del Gobierno regional ha destacado el relevo generacional que se produce en este negocio, "lo que pone de manifiesto que el emprendimiento en el entorno rural puede ser también fuente de oportunidades" y ha considerado que este alojamiento turístico es "un ejemplo más del potencial de La Rioja para, de la mano del turismo, generar actividad y empleo".

El restaurante-hotel Palacio de Casafuerte está ubicado en un edifico del siglo XVI, que fue restaurado hace una década por la familia Lombillo-Vozmediano, que desde entonces regenta el negocio. En la planta baja se ubica el restaurante de comida tradicional, con dos comedores con capacidad para 150 personas, y en la parte noble del edificio se sitúa la hospedería de cinco habitaciones.

A la visita han asistido también los consejeros de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, y de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, así como representantes de ADRA y de la familia Lombillo-Vozmediano.