15 de febrero de 2017

Día Internacional del Niño con Cáncer 01El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha participado esta mañana en el acto organizado por FARO con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Niño con Cáncer en el colegio Escolapios de Logroño.

La consejera de Salud, María Martín, que también ha participado en este acto, ha indicado que el equipo de Cuidados Paliativos Pediátricos ha prestado atención individualizada a siete niños riojanos con patologías amenazantes o limitantes para la vida, uno de oncología, desde su puesta en marcha en marzo de 2016.

Con este equipo se ha mejorado la atención que se presta a los niños con una patología pediátrica incapacitante o amenazante para la vida, incluida la enfermedad oncológica en la infancia y continúa independientemente de que el niño reciba un tratamiento orientado a la curación. El cuidado paliativo para niños, según la OMS, es el cuidado activo y total, de cuerpo, mente y espíritu del niño, y abarca también el cuidado ofrecido a la familia.

El equipo de La Rioja, que se ha sumado a las ocho unidades existentes en el Sistema Nacional de Salud en otros tantos hospitales, está integrado por profesionales sanitarios de Pediatría de Atención Especializada y de Atención Primaria, y de Cuidados Paliativos, que cuentan con la colaboración de psicólogos y trabajadores sociales y con el apoyo de FARO y Aspace. El equipo trabaja de forma coordinada, según un plan de cuidados y con un profesional de referencia del servicio de Pediatría que es Máster en Cuidados Paliativos Pediátricos.

En La Rioja se diagnostican cada año en torno a 7 nuevos casos de cáncer infantil. Los más frecuentes son los del sistema hematológico (leucemias, linfomas), que representan el 40% de los casos; seguidos de los del sistema nervioso central (neuroblastomas y otros), que suponen el 20% del total, y, por último, los óseos.

Cuando el tratamiento indicado es el quirúrgico y/o empleando quimioterapia se lleva a cabo en otros hospitales de referencia, mientras en el Hospital San Pedro se realiza el seguimiento y control del tratamiento aplicado al menor y otras pruebas en colaboración con los equipos de oncología pediátrica de referencia para evitar desplazamientos a otras ciudades.

Por otra parte, en el CIBIR se llevan a cabo las terapias radio-oncológicas pediátricas y, desde 2007, se trata a una media de tres casos al año mediante aceleradores lineales.