24 de mayo de 2017

Euro seating 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha destacado hoy tras visitar las instalaciones de Euro Seating en Ezcaray que esta empresa es un "ejemplo de cómo la innovación y la internacionalización pueden convertir a un sector tradicional en puntero a nivel mundial, generando actividad y empleo estable en el entorno rural".

En este sentido, ha señalado que esta empresa de referencia internacional en la producción de butacas "ha sabido sortear la crisis económica con una apuesta decidida por la innovación y la internacionalización, que le han llevado a mantener y aumentar su actividad en los últimos ejercicios".

Asimismo, José Ignacio Ceniceros ha indicado que la inversión prevista en la planta de inyectado, que supera los 3 millones de euros, permitirá a la empresa "controlar todo el proceso productivo y ofrecer butacas absolutamente personalizadas de gran calidad y que han conseguido hacer marca Ezcaray".

Además, ha subrayado que esta empresa, que actualmente cuenta con 120 empleados y plantea aumentar su plantilla en unos 30 puestos más a corto plazo, es "un soporte económico decisivo para la ciudad de Ezcaray y toda la comarca", por lo que ha felicitado a los directivos, especialmente a Gonzalo Robredo y Juan Carlos Úbeda, y a los empleados de Euro Seating. Asimismo, les ha animado a continuar trabajando en "la mejora continua, la innovación y la exportación" porque es "la mejor garantía en estos momentos para la creación de actividad y empleo".

Para llevar a cabo la nueva planta de inyección de plásticos, Euro Seating ha presentado un Plan Estratégico de Negocio, dentro de la Agenda de Fortalecimiento Empresarial de la ADER, que le permitirá diseñar moldes innovadores para nuevos modelos de butaca, con los que prevé un incremento de sus exportaciones en más de dos millones de euros y la creación de unos 30 puestos de trabajo en tres años. Cabe recordar que la Agenda de Fortalecimiento Empresarial de la ADER presta apoyo técnico y subvenciona con intensidades máximas los planes de inversión de las empresas riojanas que conlleven compromisos a medio plazo de incremento del empleo y de su proyección exterior.

Euro Seating

La empresa Euro Seating comenzó su actividad en 1994 y desde el principio ha estado comprometida con la innovación, usando nuevos diseños y materiales revolucionarios para la fabricación de asientos con las más nuevas tecnologías, lo que le ha permitido convertirse en una referencia internacional dentro de la industria de fabricación de mobiliario de auditorios, cines, teatros, salas de conferencias y áreas deportivas.

Euro Seating dispone de 4 centros de trabajo situados en Ezcaray con más de 42.000 metros cuadrados, donde desarrolla sus diferentes líneas de producción (oficina técnica, taller de desarrollo, diseño de prototipos) y un showroom. También dispone de una planta logística en México y delegaciones en Reino Unido, Alemania, Rusia, Qatar y Singapur.

La empresa fabrica unas 300.000 butacas tapizadas al año, que están presentes en recintos de todo el mundo (estadios, palacios de congresos, auditorios, iglesias, etc). Entre sus proyectos recientes figuran las 26.000 butacas del Arena 92 (Paris),

Las 18.000 butacas del Estadio Los Diablos (México DF), las 14.000 butacas del Hokey Arena (Montreal, Canada), las 40.000 butacas del Estadio Craiova (Rumania) y las 200 butacas del NFL, Circo del Sol en Nueva York

La clave del éxito de Euro Seating está en que controla todas las fases de la producción (diseño, materias primas, moldes propios, ensamblado, cosido y acabado final), lo que les permite distinguirse por ofrecer una amplia gama de referencias y, sobre todo, la personalización de cada producto en función de las necesidades del cliente.

Nueva planta de inyección de plásticos

Durante sus primeros años la producción de butacas de Euro Seating estuvo basada exclusivamente en productos fabricados en madera, aunque con el tiempo la empresa adoptó también el plástico como materia prima y, actualmente, prácticamente todos los modelos que fabrica cuentan con elementos plásticos.

La empresa ha apostado por disponer de su propia nave de inyección de plásticos, lo que le aporta una importante ventaja competitiva al disponer de un control total de su proceso productivo, lo que supondrá un paso definitivo en su posicionamiento en el mercado internacional, en el que destacan por la calidad de su acabado y su alta tecnificación. La nueva planta cuenta con 8 máquinas de inyección, que contienen los moldes para fabricar las piezas de plástico (polipropileno) de las butacas, aportando menor peso, mayor resistencia, mayor longevidad y reciclabilidad.