30 de noviembre de 2016

La Biblioteca de La Rioja ha puesto en marcha la iniciativa solidaria 'Te lo cambio' cuyo objetivo es quitar sanciones a cambio de alimentos para la Cocina Económica. Este programa permite conmutar la sanción del carné de los usuarios de la biblioteca que hayan entregado algún tipo de material fuera de plazo por alimentos no perecederos, ayudando de este modo a las personas más necesitadas.

Así, desde el 1 de diciembre y hasta el 31 de enero de 2017, el usuario que devuelva los libros fuera de plazo y su carné quede bloqueado por estar sancionado, la Biblioteca de La Rioja borrará la sanción a cambio de que traiga alimentos no perecederos o productos de higiene personal que irán destinados a la Cocina Económica.

El proceso es sencillo. El usuario debe acudir con los libros a la Sala Infantil o a la Sala de Préstamo y devolverlos como habitualmente. En ese momento, recoge el ticket de devolución en el que figura la fecha hasta la que está sancionado, busca las tablas de ‘Cambio’ que hay repartidas por la Biblioteca y comprueba la cantidad de alimentos que tiene que traer para que se condone la sanción.

Entre uno y quince días de penalización, corresponde un kilo de alimentos, entre 16 días y un mes, se ha estipulado tres kilos, y más de un mes, cinco kilos de alimentos no perecederos o lo correspondiente en unidades de productos de higiene personal.

El usuario que desee participar en esta iniciativa deberá llevar los alimentos a la Sala de Lectura, junto al ticket de devolución, y presentarlo todo en el mostrador. El personal de la Biblioteca comprobará que el cambio es el correcto y le quitará la sanción.

Finalmente, el usuario se llevará el ticket de devolución sellado por la Biblioteca de La Rioja como prueba de su colaboración.

Pon color a la solidaridad

Además, este año la Biblioteca de La Rioja ha preparado marcapáginas de esta campaña para implicar a los usuarios de la sala de préstamo, así como una actividad dirigida al público infantil, denominada "Pon color a la solidaridad".

Se trata de una actividad complementaria a la campaña de recogida de alimentos no perecederos y productos de higiene personal que pretende implicar a los niños en la misma de manera transversal. Para ello se les va a pedir que "encuentren" el color de la solidaridad y que expresen mediante un dibujo lo que entienden por Biblioteca Solidaria.