19 de febrero de 2016

La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, ha incidido hoy en el marcado "carácter social" de la reunión de Consejo de Gobierno de esta semana en la que se han aprobado diferentes medidas en beneficio de las familias. "Somos un Gobierno con sensibilidad social y centrado en las personas. Situamos la cohesión social como un objetivo prioritario", ha reiterado.

En primer lugar, se ha aprobado un gasto de 418.140 euros para el contrato de servicios sociales que permitan intervenir "en el déficit de desarrollo madurativo" de los pequeños. Este servicio se presta en un centro de desarrollo infantil y atención temprana en Logroño.

"El objetivo de esta intervención", ha explicado Martínez Arregui, "es prestar una atención individualizada de carácter preventivo y asistencial" para reconducir este déficit y ayudar a los pequeños y sus familias. En concreto, los niños usuarios de este servicio requieren de una atención fundamentalmente en áreas de psicomotricidad y estimulación.

Para poder acceder a este servicio se requiere: tener residencia en La Rioja; una edad comprendida entre 0 y 6 años: precisar la intervención de servicios sociales en atención temprana de acuerdo a la valoración técnica que realice el equipo de profesionales y, una vez realizada la valoración, la determinación de las modalidades de intervención y se inicia el tratamiento.

La intervención se lleva a cabo en centros o servicios de desarrollo infantil y atención temprana. En este sentido, cabe señalar que, además de en la UDIAT, dentro del Centro de valoración de la discapacidad y la dependencia (recurso público del Gobierno de la Rioja), también se presta este servicio en centros privados a través de los oportunos contratos administrativos.

La portavoz del Gobierno de La Rioja ha indicado que en estos momentos "La Rioja cuenta con 13 centros en los que se prestan servicios sociales en atención temprana y 7 de ellos se encuentran en Logroño". El resto se reparten entre Arnedo, Calahorra (4) y Haro.

El contrato, que tiene una duración de dos años a contar a partir del 1 de marzo de 2016, prorrogable por otros dos, se divide en dos lotes, con un número de sesiones máximas anuales de 4.500 a razón de un importe por sesión de 23,23 euros (IVA exento).

"El objetivo de dividir el contrato en dos lotes pretende incentivar la presentación de un mayor número de propuestas y garantizar así un servicio equilibrado y de calidad", ha señalado Martínez Arregui. Se pretende, en definitiva, disponer de una mayor oferta que amplíe las opciones de elección del centro o servicio al que poder asignar a los menores y, en último término, redunde en una mejor atención al facilitar una mayor oferta de horarios y espacios de atención para los menores.

Por otra parte, este nuevo contrato amplía sustancialmente el servicio de atención temprana en Logroño para atender el incremento de demanda que se ha producido y dar una respuesta a los 93 menores que se encuentran actualmente en lista de espera para ser atendidos dentro de la red pública de centros o servicios.

Desde 2010, año en el que se pone en marcha la red pública con centros o servicios de desarrollo infantil y atención temprana, se ha atendido a 1.430 menores. En concreto, en 2015 los menores atendidos fueron 668 -un 18% más que el año anterior-, que recibieron 35.538 sesiones. Asimismo, el presupuesto del servicio de atención temprana ascendió a 1.167.532 euros.