27 de septiembre de 2016

Comision Educacion OposicionesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Educación, Formación y Empleo, Abel Bayo, ha comparecido hoy ante los miembros de la Comisión de Educación del Parlamento de La Rioja para explicar el reciente proceso de oposiciones al Cuerpo de Maestros, que se celebró el pasado mes de julio con una oferta de 86 plazas (con una tasa de reposición del 100%).

Abel Bayo ha agradecido de forma expresa "el rigor y el trabajo que desarrollaron" los 34 tribunales examinadores y ha transmitido "un mensaje de tranquilidad" porque el proceso seguido "fue conforme a lo señalado tanto en la normativa nacional como en la resolución publicada por la Consejería de Educación el pasado mes de abril". En concreto, se trata del Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes.

En este sentido, ha considerado que se ha hablado con "demasiada ligereza de falta de objetividad e imparcialidad sobre el funcionamiento de los tribunales", formados por profesionales docentes en activo, y ha defendido el rigor y la solvencia con los que han llevado a cabo su trabajo de evaluación a los más de 2.600 aspirantes que han participado en este proceso selectivo.

Asimismo, Abel Bayo ha explicado que desde la Consejería "se han dado instrucciones de carácter técnico" a los tribunales, pero ha hecho hincapié en que "nunca jamás" se han realizado injerencias de otro tipo, "porque lo contrario sería vulnerar el procedimiento". En este sentido se ha referido de manera expresa al reglamento nacional que establece que "los órganos de selección deben trabajar con plena autonomía funcional, serán responsables de la objetividad del procedimiento y garantizarán las bases de la convocatoria". Una autonomía que, de acuerdo a la ley, les permite definir "qué valorar y qué no valorar" durante el proceso selectivo, ha indicado.

El consejero de Educación ha subrayado que "hay que tener confianza y seguridad en el rigor y la objetividad de las personas que forman parte de los tribunales, no se pueden lanzar determinadas acusaciones al viento" porque "está en juego la honorabilidad de las personas que integran" los tribunales.

"Las oposiciones tienen que valorar al mejor cualificado porque cuanto mejor sea la cualificación de esas personas, mejor será la calidad del sistema educativo riojano", ha concluido.