3 de febrero de 2017

La convocatoria para este año de las ayudas de la Consejería de Fomento y Política Local para sufragar parte de los gastos de los concejales y alcaldes de los municipios de menos de 1.000 habitantes que no reciben remuneración por el ejercicio de sus cargos públicos contará con un presupuesto de 203.200 euros.

Esta línea de ayudas por atenciones protocolarias forma parte de la estrecha colaboración que mantiene el Gobierno de La Rioja con todos los municipios con el fin de apoyar su gestión y contribuir al cumplimiento de sus objetivos de estabilidad presupuestaria y saneamiento de sus cuentas.

En 2016 se concedieron 140 ayudas a 136 municipios y 4 entidades locales por un importe conjunto de 187.590 euros y los principales gastos a los que se dedicaron estas ayudas fueron fundamentalmente transporte y comunicaciones telefónicas.

La cuantía de las ayudas se establece en función de la población de las localidades. En el caso de las entidades locales menores la subvención tendrá un límite máximo de 700 euros y cubrirá hasta el 70% del presupuesto para estos fines. Para los municipios de hasta 100 habitantes las ayudas ascenderán como máximo a 1.200 euros (el 60% de lo presupuestado), mientras que las localidades de entre 101 y 1.000 habitantes podrán cubrir hasta el 50% de estos gastos con un máximo de 1.500 euros.

Cada ayuntamiento tendrá autonomía para distribuir la ayuda económica. El dinero se empleará para financiar los gastos para el desempeño del cargo. Las entidades locales deberán consignar en sus presupuestos las partidas correspondientes a los conceptos de indemnizaciones por razón del servicio o gastos por atenciones protocolarias y representativas.

El Gobierno de La Rioja puso en marcha por primera vez estas ayudas en 2004 para favorecer y apoyar el trabajo que llevan a cabo muchos ediles en pequeñas localidades de La Rioja. Quedan excluidos los miembros de las corporaciones locales que perciban alguna retribución por su dedicación exclusiva o parcial.