3 de junio de 2016

Consejería de Administraciones Públicas y Hacienda

El Gobierno de La Rioja ha autorizado hoy un pago global de 410.918,92 euros para abonar el primer plazo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al Ayuntamiento de Logroño tanto por los inmuebles cuya titularidad corresponde a la Comunidad Autónoma de La Rioja como por los del Servicio Riojano de Salud (SERIS).

Por un lado, el Gobierno de La Rioja abonará un total de 199.326,31 euros de IBI por los 123 inmuebles localizados en la capital riojana. El mayor importe corresponde al edificio de la antigua Beneficencia, en la calle Marqués de Murrieta, 76 (34.601,40 euros); mientras que el de menor coste (14,31 euros) es por un local ubicado en la calle Toledo.

Por su parte, el primer pago del IBI correspondiente a los centros adscritos al Servicio Riojano de Salud en Logroño suma un total de 211.592,61 euros. Los inmuebles afectados por este impuesto son los siguientes: Hospital San Pedro (165.801,79 euros); Centro de Alta Resolución-CARPA (17.666,73 euros); Escuela de Enfermería (2.101 euros); y los centros de salud Rodríguez Paterna, Joaquín Elizalde, Espartero, Labradores, Gonzalo de Berceo, Cascajos, Siete Infantes de Lara y La Guindalera, con pagos que oscilan entre los 335,45 euros de La Guindalera y los 6.583,09 del Espartero.

El IBI es un impuesto municipal, que se devenga anualmente y que grava la propiedad de los bienes inmuebles rústicos y urbanos sitos en un determinado territorio, así como la titularidad de un derecho de superficie, usufructo o concesión sobre un determinado bien. Su importe depende del valor catastral que tenga atribuido dicho inmueble.