2 de julio de 2017

San Millán (1)Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLos jóvenes que han formado la II Residencia de Artistas organizada por la Fundación San Millán, expondrán a partir de mañana los trabajos realizados durante su estancia de quince días en los Monasterio de Suso y de Yuso, periodo en el que han trabajado en los monasterios y en su entorno y reflexionado sobre el valor universal excepcional que confirió la categoría de Patrimonio Mundial a este lugar.

La coordinadora de la Fundación San Millán, Almudena Martínez, ha visitado esta mañana el resultado de este trabajo que se expondrá hasta el 4 de septiembre en el Claustro Alto del Monasterio de Yuso.

El objetivo de este proyecto que se puso en marcha el año pasado por primera vez, es que los jóvenes artistas elaboraran un proyecto que mostrara su visión personal de algunos de los valores patrimoniales del valle de San Millán como su la espiritualidad, el paisaje, sus gentes, los modos de vida, el arte, la arquitectura vernácula o la lengua.

Después del éxito de la I Residencia, la Fundación San Millán de la Cogolla ha querido seguir con esta iniciativa que pretende apoyar la creación artística y difundir el valor patrimonial de los monasterios de Suso y Yuso a partir de la mirada de jóvenes artistas y abrir nuevas vías en línea con los objetivos estratégicos de la Convención de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Para llevar a cabo este proyecto, la Fundación colabora con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, con el fin de incorporarlo al programa de residencias artísticas que dicha universidad puso en marcha en 2015.

Esta II Residencia de Artistas, cuya celebración coincide con el 20 Aniversario de la Declaración de Patrimonio Mundial de los Monasterios de San Milán de Suso y de Yuso, se puso en marcha el sábado 17 de junio, con cinco artistas, estudiantes y graduadas de la Complutense.

Estos Monasterios y su entorno natural, fuente de inspiración, espiritualidad y belleza, son un lugar idóneo para el descubrimiento, para la recreación poética y para la práctica del arte.

La Fundación San Millán de la Cogolla quiere apoyar a los artistas jóvenes, brindándoles los medios y este magnífico enclave para que creen con tranquilidad y disfruten de su trabajo.

Con esta vocación de apoyo a las artes es con la que nació y pretende continuar esta residencia de artistas, convocada cada año por la Fundación San Millán.