31 de mayo de 2017

Comparecencia cierre ejercicioImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha comparecido esta mañana en el Parlamento de La Rioja a petición propia para informar a los grupos sobre el cierre de la ejecución presupuestaria correspondiente al ejercicio 2016 de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Alfonso Domínguez ha destacado que en 2016 "La Rioja ha cumplido con los objetivos de estabilidad en materia de déficit, deuda y regla de gasto", en un contexto económico favorable, en el que "la economía riojana ha superado los niveles de actividad previos a la crisis y suma tres años de crecimiento sostenido".

Para el consejero, este contexto económico se explica porque "La Rioja ha sabido combinar una política fiscal, que blinda el gasto social y sanitario, con un ajuste del déficit público absolutamente necesario, lo que nos ha permitido ganar credibilidad en los mercados, confianza y cumplir con los compromisos que teníamos asumidos".

Durante su intervención, Domínguez ha reiterado que "cumplir con los objetivos de estabilidad es nuestra mejor imagen de solvencia, de credibilidad, y de garantía de buena gestión ya que los datos reflejan una comunidad fiable, más competitiva, y con más futuro".

En este sentido, ha recordado que La Rioja cerró el pasado ejercicio con un déficit del -0,52% del PIB "el más bajo desde 2005", cumpliendo así con el objetivo de estabilidad presupuestaria fijado en el -0,7%. "De este modo", ha continuado, "La Rioja se situó por debajo del porcentaje alcanzando por el conjunto de las comunidades autónomas, cuya media fue del -0,82% del PIB".

Como ha detallado, en 2016 el presupuesto de ingresos ascendió a 1.100.448 euros, mientras que el de gastos fue de 1.150.928 euros. Respecto a este último, el titular de Hacienda ha explicado que el Gobierno de La Rioja incrementó el gasto principalmente del personal un 3,41%, como consecuencia de la subida salarial, la devolución de la paga extra y el incremento de la plantilla en Salud y Educación; los gastos corrientes en bienes y servicios, que crecieron un 1,79% debido al incremento del gasto farmacéutico; y las transferencias corrientes, que lo hicieron un 5,7%. En el lado contrario, se redujo el gasto financiero un 29,45%, debido al trabajo desarrollado por la Consejería para reestructurar su cartera de deuda.

Alta ejecución presupuestaria en Salud y Educación

Alfonso Domínguez ha defendido que en 2016 se ha dado prioridad al gasto social y sanitario, tal y como se desprende del alto grado de ejecución del SERIS (99,50%), la Consejería de Salud (98,72%), Educación, Formación y Empleo (94,85%) y Políticas Sociales (87,38%).

Durante la comparecencia, se ha referido al alto grado de ejecución del presupuesto de gasto que fue del 94,43%. En concreto, en el capítulo I relativo a gastos de personal fue del 99,62%, y en el capítulo II, que comprenden gastos en bienes corrientes y servicios, el grado de ejecución ascendió al 91,44%.

Por otro lado, en el capítulo III, destinado al pago de intereses por la deuda pública, la ejecución fue de un 92,44%. Asimismo, la ejecución del capítulo IV sobre transferencias corrientes fue de un 93,73%. En relación a los apartados inversores del presupuesto, capítulos VI y VII, Inversiones reales y Trasferencias de capital, el grado de ejecución fue del 66,94% y 80,52%, respectivamente. Por último, el grado de ejecución de los activos y pasivos financieros, fue del 95,23% y 99,94%, respectivamente.

Cumplimiento de la regla de gasto y objetivo de deuda

Por otro lado, en 2016 La Rioja cumplió con la regla de gasto, así como con el objetivo de deuda pública fijado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera para La Rioja.

Cabe recordar que el Consejo de Política Fiscal y Financiera estableció unos objetivos de deuda pública para 2016 que se fijó en el 24,4% para el conjunto de las comunidades autónomas y que en un principio se estimó en un 18,3% para La Rioja.

Sin embargo, los Acuerdos del Consejo de Ministros del 2 y 23 de diciembre de 2016, contemplaban una serie de excepciones que permitían rectificar estos objetivos. Asimismo, para aquellas comunidades que, como La Rioja, no se hubieran adherido al Fondo de Financiación pero que hubieran incumplido el objetivo de déficit en 2015, se permitió el incremento del límite de deuda, que finalmente fue del 19% para nuestra región.

En concreto, la deuda de La Rioja, en términos absolutos, se situó en el cuarto trimestre en 1.487 millones de euros, 51 millones más que en 2015, que se han destinado a financiar los gastos derivados de los tratamientos de hepatitis C, la cobertura del déficit y la devolución de la paga extra, que se completó en marzo de 2016. Además, se ha referido "al esfuerzo que está realizando el Gobierno de La Rioja para reducir el pago a los proveedores, que cerró el año con un periodo medio de pago global de 10 días".

Finalmente, Domínguez ha afirmado que "estos datos ponen de manifiesto que La Rioja es una de las comunidades de referencia en estabilidad presupuestaria" y reflejan que "las cuentas de 2016 se hicieron con realismo, para ser cumplidas y ejecutadas, así como la eficiente gestión del Gobierno de La Rioja".