12 de abril de 2016

Situación económico financiera de La Rioja 01El consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha analizado esta mañana en rueda informativa la situación económica-financiera de la Comunidad Autónoma de La Rioja tras los últimos datos conocidos. Domínguez ha asegurado que "el tiempo está demostrando que el Gobierno de La Rioja es garantía de buen gobierno, que actúa con responsabilidad, ya que los datos son reflejo de la buena gestión y de nuestro compromiso con la estabilidad presupuestaria". "Todo ello sin tener que recurrir a subidas de impuestos a nuestros ciudadanos ni renunciar a seguir prestando servicios de calidad en educación, salud y servicios sociales", ha añadido.

"Esta buena gestión" ha permitido –en palabras del consejero- que La Rioja "sea hoy una comunidad más solvente, más competitiva, más fiable y con mayores posibilidades de futuro".

Ejecución presupuestaria del 94,41%

Domínguez ha ido desgranando los datos y parámetros en los que se ha basado para realizar estas afirmaciones. Para empezar, ha recordado que el Ejecutivo riojano remitió la semana pasada al Parlamento de La Rioja la ejecución presupuestaria del pasado ejercicio, que ascendió al 94,41%, "lo que es símbolo de garantía de gestión y compromiso con las políticas públicas sociales y económicas". El consejero ha destacado que la ejecución de 2015 "es una de las más altas de los últimos años, lo que evidencia que las cuentas se hicieron con realismo, para ser cumplidas y ejecutadas".

Además, ha añadido que el Ministerio de Hacienda se dirigió por carta la pasada semana a 12 comunidades autónomas urgiéndoles la aplicación de medidas necesarias de contención de gasto que les permita cumplir el objetivo de déficit para este año, fijado en el 0,3% del PIB. Pues bien, La Rioja es una de las cinco comunidades que no ha recibido comunicación del Ministerio, "por lo que no tiene que aplicar ninguna de las medidas previstas en la normativa de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera para garantizar una corrección del déficit".

El hecho de que La Rioja no sea requerida por el Ministerio de Hacienda conlleva que no tendrá que aplicar un acuerdo de no disponibilidad de créditos en sus Presupuestos Generales. Tampoco tendrá que publicar un plan de ajuste ni habilitar condiciones especiales para contribuir a la contención en la evolución del gasto; unas condiciones que deberían incorporar la información mensual sobre la ejecución de la regla de gasto, la adhesión a protocolos con la industria del sector sanitario y farmacéutico o el intercambio de información para garantizar el cumplimiento de los plazos de pago a proveedores.

Esto es así "porque La Rioja está firmemente comprometida con la senda de la estabilidad presupuestaria", ha argumentado Domínguez. Por ello, "ha cerrado el pasado ejercicio 2015 reduciendo el déficit y cumpliendo con el resto de objetivos de la estabilidad presupuestaria: deuda, regla de gasto y periodo medio de pago".

Por lo que respecta a los datos de déficit, Domínguez ha detallado que La Rioja ha sido la cuarta comunidad autónoma con menor déficit (-1,13% del PIB), frente al -1,66% de la media nacional. Este porcentaje supone una ligera desviación (34 millones de euros) atribuible a la necesidad de atender una serie de gastos coyunturales: el incremento del gasto sanitario para la adquisición de fármacos para la hepatitis C; el adelanto de otro 25% de la paga extra suspendida en 2012 (La Rioja ha sido segunda comunidad en completar esta devolución); y el aumento del gasto para atender los daños por inundaciones y el Fondo de Garantía Sanitaria.

En cuanto a la deuda, La Rioja también ha cerrado 2015 como la cuarta comunidad con menor deuda sobre el PIB (17,9%), frente al 24,3% del conjunto del país. En términos absolutos, la deuda de La Rioja asciende a 1.436 millones de euros.

Regla de gasto y pago a proveedores

Domínguez ha añadido que los Presupuestos 2016 cumplen la regla de gasto, "como así nos lo han señalado tanto el Ministerio de Hacienda como la AIReF" y que La Rioja es la tercera comunidad autónoma más rápida en pagar a sus proveedores, con una media de 24,90 días frente a los 54,80 de la media nacional.

Por último, el consejero se ha referido a las distintas previsiones económicas conocidas en los últimos días. Por un lado, ha aludido al informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que estima "probable" que La Rioja cumpla el objetivo de estabilidad financiera en 2016; y por otro, el informe de Funcas titulado ‘Las comunidades autónomas dispuestas a crecer’, emitido el pasado jueves, según el cual "La Rioja es una de las comunidades autónomas con mejor comportamiento durante y después de la crisis económica".

En concreto, Funcas señala que "el crecimiento del PIB, del empleo, de la productividad, así como la actividad exportadora y de innovación, sitúan a esta región en una posición avanzada en la clasificación de renta y bienestar".

Alfonso Domínguez ha destacado que "todo esto debe servirnos de estímulo y acicate para seguir trabajando en la misma línea que hasta ahora; comprometidos con la estabilidad presupuestaria y afrontando 2016 con el objetivo de defender los intereses de La Rioja en el actual debate sobre el nuevo sistema de financiación, para seguir garantizando la sostenibilidad de los servicios públicos básicos e impulsar políticas que favorezcan el crecimiento económico y la creación de empleo".

Reunión del CPFF

Por último, a preguntas de los medios de comunicación, Domínguez se ha referido a la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que tendrá lugar el viernes. El consejero ha adelantado que, a falta de recibir el orden del día, "se hablará del sistema de financiación autonómica y, en los dos aspectos fundamentales, la posición del Gobierno de La Rioja siempre ha sido la misma y siempre ha sido coherente"

Por un lado, en cuanto a la consecución de los objetivos de déficit, "creemos que nuestra economía, tanto regional como nacional, debe reducir el déficit, por lo que "debemos ser ambiciosos en los objetivos de cumplimiento de déficit y deuda"

Y en cuanto al nuevo sistema de financiación, también "mantenemos una posición absolutamente coherente y creemos que debe ser justo, igualitario y equitativo para que todos los ciudadanos del territorio nacional soporten los mismos esfuerzos a la hora de sostener los servicios públicos".