9 de diciembre de 2016

La agencia de calificación Fitch ha emitido hoy un informe en el que mantiene la perspectiva de la deuda a largo plazo de la Comunidad Autónoma de La Rioja con una calificación de triple BBB con perspectiva estable en emisiones a largo plazo y F2 en emisiones a corto.

Según ha declarado el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, "esta calificación respalda de nuevo la solvencia de la política económica y fiscal desarrollada por la Comunidad, dado que la triple BBB significa alta solvencia y la F2, seguridad muy alta y riesgo de impago muy bajo".

El informe Fitch "reconoce el firme compromiso del presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, por cumplir con los objetivos fiscales y por desarrollar políticas que prioricen la atención social", ha asegurado Alfonso Domínguez.

En concreto, Fitch prevé en sus expectativas que el resultado operativo de la Comunidad siga mejorando a lo largo de 2016 y 2017 en torno al 3% y al 5%, respectivamente. Una previsión que se basa en un incremento de los ingresos en 2016 y 2017 por las entregas a cuenta y previsión de la liquidación recibida del sistema de financiación y la mejora de la economía nacional.

Por otro lado, Fitch destaca el ahorro en intereses obtenido en 2015 por la decisión del Gobierno de La Rioja de acudir a los mecanismos de financiación puestos a disposición de las Comunidades Autónomas por el Estado a interés cero. Además, pone de relieve la decisión del Gobierno de La Rioja de volver a los mercados para para financiar sus necesidades de déficit y amortizaciones de deuda.

Fortaleza modelo económico

En cuanto a la situación económica, Fitch subraya que el perfil económico de La Rioja supera los datos económicos nacionales, con un PIB per cápita del 9,5%, por encima del conjunto del país. Además, detalla que la economía regional creció un 3,2% en 2015 y que la tasa de empleo fue del 50%, frente al 46% de España.

En esta línea, subraya la mejora del mercado de trabajo en lo que llevamos de año, y destaca la capacidad de la región de crear empleo, que ha crecido un 8% desde diciembre de 2013.

Por otro lado, pone de manifiesto que La Rioja cuenta con una población más envejecida que la media española, lo que supone una mayor presión sobre los servicios públicos sociales.

Por último, la agencia avanza que la calificación podría elevarse "si el Gobierno regional mejorase el nivel de ingresos y reduciría la deuda directa en torno a 110% de los ingresos corrientes".