10 de junio de 2016

La agencia de calificación Fitch ha emitido hoy un informe en el que mantiene la perspectiva de la deuda a largo plazo de la Comunidad Autónoma de La Rioja con una calificación de triple BBB con perspectiva estable en emisiones a largo plazo y F2 en emisiones a corto. Esta calificación respalda de nuevo la solvencia de la política económica y fiscal desarrollada por la Comunidad, dado que la triple BBB significa alta solvencia y la F2, seguridad muy alta y riesgo de impago muy bajo.

El Informe Fitch reconoce el esfuerzo fiscal realizado por La Rioja en 2015 y subraya que la economía regional "está mejor que la media nacional".

Tras analizar el escenario político surgido tras las urnas el pasado mes de mayo, la agencia de calificación destaca "la nueva política basada en los acuerdos, que da prioridad a la atención social", si bien apunta que el Gobierno presidido por José Ignacio Ceniceros presenta "una firme intención de cumplir con los objetivos fiscales".

Por lo que respecta a la deuda de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Fitch aprecia la decisión de La Rioja de acudir a los mercados financieros para financiar sus necesidades de déficit y amortizaciones de deuda a tipos bajos de interés, frente a la dependencia de los mecanismos estatales.

Por ello, concluye que "La Rioja tiene un perfil económico mejor que la media. Con un PIB per cápita del 9,5% en 2015, por encima de la media nacional, con una tasa de empleo del 51% en el cuarto trimestre del pasado ejercicio, mientras que el promedio nacional era del 47%".

Fitch precisa que la economía riojana creció un 3,2% en 2015 y valora "la capacidad de crear empleo, que creció un 5,3% en diciembre pasado".

Por último, la agencia avanza que la calificación podría elevarse "si el Gobierno regional consigue un balance positivo de liquidez y reduce la deuda directa alrededor del 110% de los ingresos corrientes".