31 de agosto de 2017

Jornada AlmendroIIImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha celebrado hoy una jornada de recolección mecanizada de almendro superintensivo que ha reunido a cerca de 70 agricultores y técnicos en un campo demostrativo ubicado en Arrúbal, donde han podido comprobar el resultado de realizar una mecanización integral que comprende todas las labores de cultivo, incluyendo la poda y la recolección.

Esta parcela experimental, propiedad de la agricultora colaboradora Mª Carmen Barrio, se plantó en 2013 y forma parte de la red de campos demostrativos de La Rioja que se coordina desde la Sección de Transferencia e Innovación Agraria. A lo largo de estos años, se han recabado datos sobre el comportamiento de cuatro variedades de almendra (Soleta, Isabelona, Lauranne y Guara), portainjertos, producciones y costes que se han dado a conocer en la jornada.

La directora de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana, ha explicado que en los últimos años un cultivo tradicional en La Rioja como es el almendro ha vivido una auténtica transformación debido factores como la creciente mecanización, la puesta en el mercado de nuevas variedades con buenas características agronómicas y comerciales, o la aparición de portainjertos que permiten el cultivo en seto o la recolección en continuo con máquina cabalgante que ya se utiliza también en la recogida de aceituna.

Por otro lado, la demanda de producto en los mercados internacionales, los buenos precios y las perspectivas comerciales han supuesto un auge del cultivo, que ha despertado el interés de los agricultores y ha registrado un incremento importante de plantaciones en La Rioja y en otras zonas del país.

Desde la Sección de Transferencia e Innovación Agraria de la Consejería de Agricultura se planteó la oportunidad de impulsar un campo demostrativo en el que plasmar todas estas novedades e innovaciones y contrastar las nuevas variedades, sistemas de conducción, diferentes portainjertos, barras de corte para la poda, y la recolección en continuo.

Otro de los objetivos del campo es confrontar los datos de cultivo obtenidos con el sistema de cultivo tradicional del almendro, en vaso a todo viento, a marcos de 6X6 y 6X7 m y recolección de forma manual o mecanizada con vibrador con paraguas, que ya está contrastado en nuestra zona con unos buenos resultados.

El objetivo de la red de campos demostrativos es desarrollar, asesorar y divulgar nuevas variedades buscando nuevas orientaciones productivas, pero también transferir tecnología que mejore la calidad del producto, ayude a reducir costes de producción y garantice la eficiencia energética o de uso del agua.

En este momento, La Rioja cuenta con siete ensayos en torno al cultivo del almendro. Junto con el campo superintensivo de Arrúbal, en parcelas de Murillo, Arnedo, Quel y Cervera se comprueba el comportamiento agronómico de diferentes variedades, mientras que en Quel se ha puesto en marcha otro para optimizar el uso de agua de riego en almendro ecológico.