13/03/2006 en Logroño-Salón de Actos de la FER (C/ Hermanos Moroy, 8).

Hora

11:00

Florencio Nicolás inaugura una jornada informativa para implantar la norma de calidad 'UNE 175001-1' en los comercios minoristas riojanos

El Director Gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), Florencio Nicolás, inaugura una jornada para informar a los comerciantes riojanos sobre el proyecto 'Calidad Percibida en el Comercio Minorista de La Rioja. UNE 175001-1', en el que colabora la Federación de Empresarios de La Rioja (FER). El acto tendrá lugar a las 11.00 horas en el Salón de Actos de la FER (C/ Hermanos Moroy, 8).

El presupuesto total para la realización del proyecto es de 157.696 euros, de los cuales la ADER aporta 113.406 euros, a través del Plan de Consolidación y Competitividad de la Pyme.

La norma UNE 175001-1 es el sello de calidad homólogo a la ISO 9001:2000 y se dirige exclusivamente a la certificación del comercio minorista. Esta norma es una ventaja competitiva para el comercio porque le diferencia del resto y le ayuda a tener una mejor gestión, así como a captar nuevos clientes. La implantación de esta norma permite mejorar la gestión del pequeño comercio y superar, así, las expectativas del cliente.

Durante la jornada participarán técnicos de la consultora AC&G, especializados en la implantación de esta norma, y de la entidad certificadora AENOR, que explicarán el alcance y metodología de la norma, además de exponer casos prácticos de comerciantes que ya están participando en esta acción.

El objetivo de esta iniciativa es que 50 comercios riojanos consigan la certificación de calidad. Actualmente, ya participan en el proyecto 36 establecimientos de sectores como: pastelería, carnicería, textil, informática, papelería, electricidad, óptica, mueble y decoración. Estos comercios se localizan en Logroño (20), Haro (7), Calahorra (3), Arnedo (3), Aldeanueva de Ebro (1), Nájera (1) y Santo Domingo de la Calzada (1).

Los beneficios para los comercios participantes son varios, destacando: la mejora de la calidad del servicio prestado; optimización de su gestión; renovación de imagen ante sus clientes; diferenciación con respecto a la competencia; profesionalización de la gestión; y el impulso al desarrollo de los empleados.

El comercio riojano es seña de identidad de La Rioja; es la actividad más tradicional y, a la vez, la más sensible a los cambios sociales, demográficos y competitivos. Por este motivo, la Ader en su afán por impulsar el comercio de la región y dotarle de los mejores instrumentos, desarrolla el Plan Integral del Comercio de La Rioja y participa en actividades que, como ésta, contribuyen al desarrollo del sector.