15 de mayo de 2009

La Conserjería de Industria, Innovación y Empleo, a través de la Dirección General de Industria y Comercio, entregará hoy en Calahorra un total de 3.000 bolsas de la campaña "Compra en positivo". Esta iniciativa, en la que colaboran el Gobierno de La Rioja, la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Calahorra y la Asociación de comerciantes "Calahorra Ciudad Comercial", se enmarca dentro de la Semana Ecológica de Calahorra.

A través de esta iniciativa, el Gobierno de La Rioja repartirá de forma gratuita a todos los compradores bolsas de la Campaña Compra en positivo totalmente ecológicas, ya que no son de telas sino de material ecológico y reutilizables, en las zonas comerciales de Calahorra, concretamente en el Paseo del Mercadal durante hoy sábado.

Con esta participación en la Semana Ecológica de Calahorra el comercio de esta localidad muestra su compromiso con el medio ambiente y con todo lo que ello implica.

Campaña Compra en positivoLa campaña "Compra en Positivo", puesta en marcha por el Gobierno de La Rioja, tiene el objetivo de promocionar y publicitar el comercio de nuestra comunidad con una imagen común, mostrando al consumidor final que el comercio riojano es un comercio cercano, competitivo y de calidad.

Esta campaña de promoción del comercio de nuestra región se enmarca dentro del Plan para la Competitividad del Comercio Riojano, un Plan al que el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo, destinará más de 5,3 millones de euros en 2009, un 15% más que lo destinado en 2008. Todo ello con el objetivo de fomentar la calidad, la gestión profesional, el uso de las TIC, la formación y el empleo, como elementos diferenciadores mejorar la competitividad del sector.

El Plan para la Competitividad del Comercio Riojano incluye dos tipos de actuaciones: por una parte están aquellas actividades colectivas, como las acciones de dinamización comercial, la contratación de gerentes de áreas comerciales, el apoyo a la presencia en ferias o las ferias de stockaje; y por otra parte las acciones individuales, como las líneas de ayuda directas al comercio, los cursos de formación o las ayudas al empleo.