La variante de Rincón de Soto, con una inversión que superó los 5 millones de euros, fue la primera variante ejecutada por el Gobierno de La Rioja. Ha permitido eliminar del centro de la localidad a los tráficos de paso de la carretera LR-115 y evitar con ello el tránsito de vehículos por el peligroso paso a nivel existente en el casco urbano sobre la línea de ferrocarril, además de porporcionar una mejora evidente de las circunstancias del tráfico en la zona y aportar una nueva perspectiva al corredor de la LR-115 y a las comunicaciones con Navarra que tuvo su complemento con la rehabilitación y ensanche del Puente sobre el Ebro.

La variante de Rincón de Soto tiene una longitud total de 3 kilómetros metros entre la rotonda de acceso al enlace este de Rincón de Soto con la N-232 y el puente sobre el Rio Ebro, en el límite provincial con Navarra. Dispone de una calzada de 11 metros de anchura consistentes en dos cariles de 3,50 metros, sendos arcenes de 1,50 metros y bermas de 0,50 metros. La variante dispone de un enlace con la carretera N-232 y la LR-285 hacia Corella, y sendos enlaces para acceder al polígono industrial de Rincón de Soto y para conectar con el trazado original de la LR-115 y el casco urbano de la localidad.

f