En el transcurso de las obras de Ensanche y Mejora de la carretera LR-429 a Tricio, ejecutadas por la Dirección General de Carreteras del Gobierno de La Rioja, surgieron diferentes restos en la zona de la actuación, que fueron puestos en conocimiento a la autoridad en la materia (Dirección General de Cultura del Gobierno de a Rioja), teniendo en cuenta que en la localidad de Tricio (Tritium) son frecuentas este tipo de hallazgos debido a los asentamientos de la época romana que se encuentran fehacientemente datados. Como consecuencia de ello, y al objeto de proceder con la debida diligencia, se requirió la realización de diferentes trabajos de excavación arqueológica y la contratación de personal técnico cualificado para la supervisión arqueológica por parte de un equipo de tres arqueólogos.

El análisis reveló que en uno de los taludes fue encontrado un horno de cocer cerámica de la época romana (segunda mitad del siglo I o primera mitad del siglo II D.C.) prácticamente completo en su estructura, por lo que puede considerarse un hallazgo de importancia. El horno, de cerámica, se data aproximadamente en el siglo I D.C.. Es muy llamativo debido a su excepcional estado de conservación ya que habitualmente se encuentran este tipo de estructuras arrasadas por la agricultura.

Durante los trabajos de excavación se ha podido constatar que el horno estaba destinado a la producción de pequeños cuencos de cerámica romana de mesa (terra sigillata), de un alfarero que no está catalogado hasta la fecha y que posiblemente estaba emparentado con otros artesanos ya conocidos en la zona de Tricio como Agilianus o Agileius.

También ha podido observarse un sistema de calentamiento del horno totalmente novedoso, basado en la disposición perimetral de las toberas alrededor de la cámara de combustión. En el entorno de la actuación se han descubierto los restos de una amplia zona pavimentada y de dos estancias construidas en piedra, posiblemente asociados a la actividad alfarera.