PROMOTOR: Gobierno de La Rioja

INVERSIÓN: 231.280,00

EMPRESA CONSTRUCTORA: Ismael Andrés S.A.

DIRECCIÓN DE OBRA: Marta Cordón Ruete, Julio Sáenz de Urturi (adjunto)

Las obras buscan mejorar las condiciones de seguridad de la LR-250 en el tramo de 120 metros comprendido en el punto kilométrico 27,500 afectado por desprendimiento de la ladera con el objetivo de evitar el progresivo deterioro del tramo y su afección a la circulación. Este tramo de carretera discurre a media ladera en una zona en la que existe un paleodeslizamiento de grandes dimensiones que afecta a los taludes existentes por encima y por debajo de la LR-250 haste el Río Leza que discurre por su pié. El movimiento de la zona afectada por el deslizamiento arrastró la carretera produciendo asentamientos que afectaron a la circulación.

Las obras exigen la construcción de drenes californianos en el talud acompañados de caminos de acceso a la base del deslizamiento, movimiento de tierras y drenajes. Para ello, se deberá construir un camino de acceso a la base del talud de cuatro metros de ancho y habrá de salvar pendientes comprendidas entre el 15 y el 17% para, una vez afirmado el camino mediante la compactación y la extensión de dos capas de 25 centímetros cada una, asentar el mismo mediante la elevación de un muro de escollera de dos tipos: en primer lugar se construirá una escollera de cuatro metros de altura que evitará la permeabilización del río y, posteriormente, otra sobre la anterior para optimizar la protección de ésta. Para la consolidación de las escolleras se emplearán piedras calizas de 1.500 kilos de peso.

La intervención se completa con la creación de dos obras de fábrica transversales a la carretera que permitirán canalizar las aguas de escorrentía.

► Video descriptivo de la ejecución de un "dren californiano"

► Imágenes de la colocación de una escollera

Primera escollera. Estabilización de talud en la LR-250

Construcción segunda escollera. Estabilización de talud en LR-250

Construcción de escolleras para estabilización del talud