19 de octubre de 2016

453286El ministro de Fomento, Rafael Catalá, ha anunciado hoy que la conexión de la autovía A-12, la circunvalación (LO-20) y la N-232 con la autopista AP-68 estará lista en el primer trimestre de 2017.

El ministro ha visitado junto al presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, esta actuación que se acomete en Recajo con la que se completará el enlace de la autovía del Camino entre La Rioja y Navarra. Esta obra resulta fundamental para la AP-68 en la ronda sur de Logroño en el futuro, ya que facilita la comunicación con todas las vías de alta capacidad del entorno de Logroño.

Estas obras se encuentran en la actualidad al 65% de su ejecución, cuyo presupuesto asciende a 16 millones de euros. A esta cifra hay que añadir una inversión adicional de un millón de euros de la concesionaria para acondicionar la nueva área de peaje en Recajo. Hasta la fecha ya se han llevado a cabo los principales movimientos de tierras y la construcción de los nuevos ramales, así como un tercer carril de incorporación en sentido Logroño, que ya se ha puesto en servicio.

Este nuevo enlace amplía la actual glorieta de acceso a la base militar situada en Recajo y genera una conexión a una actual playa de peajes desde la cual nacen el resto de ramales que facilitan todos los movimientos de conexión con la AP-68.

Se trata de una nueva entrada y salida a la AP-68 en La Rioja. Este peaje se mantendrá operativo hasta la puesta en servicio de la ronda sur de Logroño.

El ministro de Fomento ha cifrado en 440 millones de euros la inversión que ha recibido La Rioja de manos del Estado desde 2012. El capítulo de carreteras acumula en este periodo 160 millones de euros (45 millones en 2016).