Logroño, 27 de mayo de 2010. El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha mostrado la preocupación del Gobierno de La Rioja por el retraso acumulado en la tramitación del desdoblamiento de la N-232, actuación de competencia del Ministerio de Fomento y que es consdierada "esencial para vertebrar el desarrollo socioeconómico de La Rioja". El Consejero ha trasladado la inquietud del Gobierno de La Rioja por que la principal infraestructura de nuestra comunidad autónoma se vea afectada por el recorte de las inversiones dle Ministerio de Fomento.

Cuando se ha cumplido un año desde que se abriera el plazo para presentar alegaciones al Estudio Informativo, nada se sabe acerca de la tramitación del mismo. Burgos ha criticado la política de "precariedad e inestabilidad" aplicada por el Gobierno de España en una infraestructura "que podría recibir una estocada de muerte si no se libra de los recortes que en materia de inversiones Fomento pretende llevar a cabo".

El Consejero de Obras Públicas ha incidido en que en sus alegaciones, el Gobierno de La Rioja ha propuesto más enlaces para la red regional de carreteras y que la autopista sea utilizada no sólo como variante de Logroño sino también de los municipios de Haro y Calahorra. "Un año después de haber presentado nuestras alegaciones a una propuesta raquítica y desvertebradora, desde el Gobierno de España no hemos recibido ni aclaraciones ni respuestas. Ni tan siquiera un protocolario acuse de recibo", ha lamentado.

El Consejero también ha informado de que no ha recibido contestación a su carta de solicitud de reunión urgente al Secretario de Estado de Infraestructuras, Victor Morlán, para conocer en qué medida afectarán los recortes anunciados a la planificación de las infraestructuras en La Rioja (alta velocidad, soterramiento, variantes de Briones, Fuenmayor y El Villar de Arnedo).

Video

antonino burgos

n232

n232