• El parón de Fomento en El Villar de Arnedo obliga a retrasar la variante autonómica en Pradejón
  • Dos variantes necesarias que se encuentran en algún cajón del Ministerio de Fomento
  • El Consejero exige que se contrate, al menos, la redacción de los proyectos

Logroño, 10 de junio de 2010. El Consejero de Vivienda y Obras Públicas del Gobierno de La Rioja, Antonino Burgos, ha exigido al Ministerio de Fomento la contratación inmediata de la redacción de los proyectos para la construcción de las variantes de El Villar de Arnedo y Briones, en la carretera N-232. Burgos ha denunciado la "absoluta inactividad del Ministerio de Fomento" en La Rioja y ha recordado a la Administración Central que "dos peligrosas travesías en la carretera nacional 232 siguen esperando una solución que se demora sin justificación alguna".

La variante de El Villar de Arnedo dió su primer paso administrativo en marzo de 2004 y hasta junio de 2009 no se aprobó el trazado definitivo; "cuatro años para aprobar un trazado y ahora otro año de retraso ya, para licitar el proyecto de una infraestructura que va a solucionar un problema de seguridad vial en El Villar de Arnedo". Además, ha recordado Burgos, de esta infraestructura depende la variante autonómica de Pradejón que va a construir el Gobierno de La Rioja y que tiene que enlazar con la variante dependiente de Fomento. "El parón en esta variante por el Gobierno de España imposibilita, asimismo, que el Gobierno de La Rioja pueda actuar".

Por su parte, la variante de Briones inició su tramitación en abril de 2005 y en junio de 2009 se aprobó el estudio informativo; como en El Villar de Arnedo, cuatro años para definir el trazado y, al igual que la anterior, una vez aprobado "se ha vuelto a meter en algún cajón porque ya llevamos un año y no se contrata el proyecto que es el siguiente paso y debía haber sido inmediato". Burgos ha insistido en que la variante de Briones es una infraestructura muy necesaria porque en ese municipio confluyen en un cruce en cruz dos carreteras autonómicas y sólo hay un carril central de incorporación en pendiente.