Hormilleja, 1 de julio de 2010. El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha inspeccionado los dos reductores de velocidad y los dos pasos sobreelevados que la Dirección General de Carreteras y Transportes del Gobierno de La Rioja ha instalado en la travesía de Hormilleja. En su visita, Burgos ha estado acompañado por la Alcaldesa de la localidad, María Victoria Garrobo.

A la conclusión de la visita, Antonino Burgos ha subrayado la estrategia de la Consejería de Vivienda y Obras Públicas a la hora de "instalar reductores y pasos de peatones sobreelevados en los municipios que así lo requieran tal y como se ha hecho en Baños de Río Tobía, Cervera, Aguilar, Quel u Hormilleja". "De esta manera", ha incidido Burgos, "se mejora notablemente las condiciones de seguridad de la circulación pero, fundamentalmente, de los peatones ya que estos reductores se sitúan en travesías que soportan un considerable volumen de tráfico pero que tienen una misión eminentemente urbana".

Los dos reductores de velocidad (correspondientes al modelo ‘lomo de asno’) se han colocado en la LR-208, en las entradas de Hormilleja-San Asensio y en el sentido contrario, San Asensio-Hormilleja. Igualmente se han dispuesto dos pasos sobreelevados. La actuación ha tenido un coste superior a los 23.000 euros.

Video

Galería fotográfica

visita hormilleja