reunión Ascalibre

Logroño, 3 de junio de 2010. El Consejero de Vivienda y Obras Públicas del Gobierno de La Rioja, Antonino Burgos, ha recibido a la Junta Directiva de la Asociación Ascalibre (Asociación Cascajos Libre de Radiaciones Electromagnéticas), surgida con el objetivo de promover el traslado de la subestación eléctrica del Barrio de Cascajos. La reunión se ha celebrado en el despacho del consejero y la delegación de Ascalibre ha estado encabezada por su presidente, Pablo Ruiz Martínez de Sojo.

Antonino Burgos, que es miembro (por el Gobierno de La Rioja) de la Sociedad del Soterramiento que ejecuta las obras de integración del ferrocarril en Logroño, ha informado a la asociación Ascalibre de la existencia de dos informes (uno jurídico y otro técnico) de los que se desprende que el traslado de la subestación eléctrica de Cascajos es una decisión exclusiva del Ayuntamiento de Logroño y que técnicamente es posible e incluso recomendable el traslado de la subestación más allá de la circunvalación de Logroño.

El informe jurídico, elaborado por encargo de la Sociedad del Soterramiento, deja claro que el vial sur (cuyo trazado afecta a los terrenos donde se ubica la subestación eléctrica) se localiza fuera del ámbito físico del PERI Ferrocarril y se configura como sistema general por lo que su desarrollo requerirá actuaciones urbanísticas por parte del Ayuntamiento de Logroño. El informe indica que la única obligación de la Sociedad del Soterramiento es construir el vial cuando el Ayuntamiento haya ordenado urbanísticamente la zona y haya puesto a su disposición la parcela donde se ubica la subestación eléctrica.

El informe técnico, redactado por encargo de la Consejería de Vivienda y Obras Públicas del Gobierno de La Rioja, analiza la posibilidad de que una única subestación eléctrica más allá de la actual circunvalación LO-20 (zona de Pedregales) suministre la energía necesaria para el soterramiento y para el propio Barrio de Cascajos. El informe concluye que no sólo es viable desde el punto de vista técnico el traslado de la subestación fuera de zonas habitadas, sin merma en la calidad del suministro, sino que la opción más económica para las arcas públicas es contar con una única subestación frente a la pretensión de construir dos (una dentro del Barrio de Cascajos y otra en Pedregales).

Analizados ambos informes, el Consejero Antonino Burgos ha trasladado a la Asociación Ascalibre su preocupación por la postura del Ayuntamiento de Logroño a la hora de mantener una subestación en el Barrio de Cascajos ya que en el futuro afectará también a las viviendas que se construyan en los actuales terrenos de Renfe, lo que devaluará una de las zonas más atractivas para vivir de la ciudad Logroño.

Ambas partes han manifestado su voluntad de mantener contactos periódicos con el objetivo de analizar los acontecimientos en relación con los asuntos abordados.

Video