20 de agosto de 2016

Ceniceros señala que la Fiesta de las almazuelas de Pradillo ensalza la artesanía textil de la sierra riojana

En esta edición, una veintena de artesanas llegadas de La Rioja, Navarra y País Vasco han colgado cerca de 600 almazuelas en numerosos balcones y ventanas de las casas, en el Prado y en otras plazuelas de Pradillo. La técnica de la almazuela refleja la tradición textil propia de los pueblos riojanos en las comarcas de montaña, una labor frecuente en el pasado y que casi llegó a desaparecer.

José Ignacio Ceniceros ha elogiado esta fiesta, que se celebra desde 2011 y se ha convertido en un gran atractivo turístico, que ensalza la artesanía textil de la sierra de La Rioja y ha recordado que las almazuelas son "un elemento presente en muchos pueblos de la sierra y, gracias a fiestas como esta, puede ser transmitido a las nuevas generaciones". Asimismo, ha señalado que detrás de todas las almazuelas colgadas en Pradillo "hay muchas horas de trabajo de mujeres a las que quiero agradecer su compromiso con la recuperación de esta bonita tradición".

Las almazuelas estarán colgadas hasta las 19 horas y la fiesta se completa con el mercado de alimentos tradicionales y artesanías en el frontón, degustaciones de pinchos y una comida popular además de música de calle con el grupo Makoki el Can y su grupo Vela. La fiesta se cerrará con el sorteo de una almazuela donada por la artesana Marga Roldán.

La fiesta de las Almazuelas Colgadas está organizada por la Asociación Cultural San Antonio, de Pradillo y la ADT (Asociación de Desarrollo Turístico) ALTURA, en colaboración con el ayuntamiento de Pradillo.