<< reportaje >>

Magdalena Martínez en su molino de Las Ruedas de Enciso

Magdalena Martínez en su molino de Las Ruedas de Enciso.

Ni corrientes ni molientes

Los molinos hidráulicos forman parte del patrimonio etnográfico vinculado a la agricultura. Su falta de uso desde la década de los sesenta está conllevando la desaparición progresiva de las instalaciones

Texto y fotografías: Ch. Díez

A mediados del siglo pasado todavía estaban en funcionamiento en La Rioja 177 molinos hidráulicos de cereal, prácticamente todos los pueblos tenían el suyo. Hoy, pese a estar reconocidos como bien cultural de interés regional, la mayor parte agoniza al borde de los ríos y pocos conservan ya la maquinaria molinar. Aunque no están ni corrientes ni molientes, estos ingenios forman parte de la memoria agraria de la región.