Evalúa el cumplimiento de los requisitos del pago verde partiendo de cero, añadiendo cada uno de los cultivos previstos con su superficie correspondiente.