Riesgo en La Rioja

Es necesario acometer trabajos de investigación para conocer el riesgo en La Rioja. Los estudios realizados en el desarrollo de la enfermedad de Pierce en el viñedo de EE. UU. indican que la distribución geográfica de la bacteria se encuentra limitada a áreas con inviernos suaves, ya que parece que no es capaz de sobrevivir a bajas temperaturas invernales. De acuerdo con estos estudios y los datos climáticos de La Rioja, se podría considerar entre ocasional y moderado el riesgo de desarrollo de la enfermedad en el área riojana con cultivos sensibles.

tomamuestras_pImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoActuaciones en La Rioja

Se ha diseñado un Plan de vigilancia que contempla la realización de prospecciones en función de los criterios de riesgo fitosanitario establecidos para cada uno de los ámbitos en los que puede estar presente la bacteria:

  • plantaciones de los principales cultivos agrícolas que pueden verse afectados (olivo, vid, almendro, cerezo, melocotón-nectarina, albaricoquero y ciruelo). Para ello, en la zona de cultivo se utiliza una malla de 5 km x 5 km, donde se realizan inspecciones visuales en todas las cuadrículas resultantes.
  • viveros y garden center registrados en la Comunidad Autónoma de La Rioja. Por parte de la Administración se ha extremado el control del material vegetal.
  • parques y jardines, especialmente en jardines públicos de las cabeceras de comarca
  • masas forestales, principalmente en las inmediaciones de zonas residenciales y masas de cultivo

Las prospecciones en La Rioja se llevan a cabo durante el periodo vegetativo de las especies inspeccionadas, de primavera a otoño. En estas prospecciones, además de una inspección visual, se realiza una toma de muestras, tanto en aquellos casos en los que se detectan síntomas que hagan sospechar de la presencia de Xylella fastidiosa como en especies asintomáticas.

Estas muestras se analizan en el Laboratorio Regional de La Grajera mediante la tecnología de diagnóstico más precisa, siguiendo las directrices recomendadas por la EPPO (European and Mediterranean Plant Protection Organization). Todas las muestras se analizan mediante dos sistemas: PCR a tiempo real (protocolo de Harper et al.) y técnicas serológicas (Elisa).